Compara, decide y acierta en tus finanzas

Técnicas y recursos expertos para que puedas tomar las mejores decisiones financieras

7 claves para ahorrar con un termo eléctrico

ahorrar termo electrico

¿Tienes o estás pensando en hacerte con un termo eléctrico? Si tu respuesta es afirmativa, seguro que querrás saber qué puedes hacer para que tu factura de la luz suba lo menos posible, ya que este aparato hará que suba pues será tu única forma de calentar el agua. Hoy te damos 7 claves para ahorrar con un termo eléctrico optimizando su uso. 

¿Qué es un termo eléctrico?

El termo eléctrico es un aparato que calienta el agua mediante una resistencia con energía eléctrica, sin uso de combustión, y la almacena en un calderín o cuba para posteriormente, distribuirla por la vivienda: cocina, baño, lavadero, etc.

Son diferentes a los calentadores eléctricos, pues estos segundos suponen una evolución de los termos eléctricos, pues calientan el agua de forma instantánea según entra por la tubería, no disponen de acumulador ni depósito de agua.

Según su posición, hay tres tipos de termos eléctricos: vertical, horizontal y reversible

Consejos para ahorrar con un termo eléctrico

El consumo de energía de un termo eléctrico va a depender de diferentes factores: las horas que se utilice, el precio de la electricidad, el modelo de termo… 

Pero, ¿qué puedo hacer para ahorrar en la factura de la luz con un termo eléctrico? 

  1. Programación temporal

Si vas a hacerte con un termo eléctrico nuevo, lo más pertinente es que te compres uno que se pueda programar. 

De esta forma, podrás programar las franjas horarias en las que vayas a utilizar agua caliente para poder tenerla lista para cuando la necesites. El resto del tiempo, el termo se mantendrá apagado mientras mantiene caliente el agua del interior, lo que es un buen ahorro de energía. 

  1. Máxima eficiencia energética

Hay algunos termos inteligentes que, a través del aprendizaje de los hábitos de uso del agua caliente del usuario, puede prever cuándo éste va a necesitar agua caliente. Así pues, podrá adecuar el consumo con precisión a las necesidades de este usuario en cuestión.

Como resultado, se podrá ahorrar hasta un 20% en la factura eléctrica

  1. Buena ubicación del termo

La ubicación del termo es un punto realmente importante si buscamos ahorrar

Te recomendamos que sitúes tu termo en el interior de la casa, para así no tener que enfrentarse a los cambios de temperatura, y lo más cerca posible del baño o punto de suministro principal, con tal que la distancia sea más corta y podamos evitar pérdidas de calor en el transporte del agua. 

ahorrar termo electrico
  1. Aislamiento adecuado

Unido a lo anterior, también es necesario que cuando compres un termo nuevo el material aislante entre la cuba y la carcasa sea bueno. De este modo, conseguiremos que la temperatura del agua del termo dependa solo de lo fijado en el termostato. 

  1. Tarifa eléctrica de discriminación horaria

Otra estrategia para ahorrar con un termo eléctrico es contratar una tarifa de discriminación horaria. 

Esta tarifa consiste en un consumo eléctrico más bajo por la noche, de modo que podrás aprovechar para calentar el agua por la noche y durante la madrugada, y así gastaras mucho menos. 

  1. Evita las duchas largas

Intenta evitar a toda costa los baños y que tus duchas sean lo más cortas posibles, pues así el consumo del agua será menos. No dejes abierto el grifo mientras te enjabonas y utiliza el agua sólo para mojarte al principio y aclararte al final. 

Además, intenta que los horarios de las duchas sean siempre los mismos, así podrás programar los momentos en los que quieres que el agua esté caliente. 

  1. Poner filtros en los grifos para ahorrar agua

Los perlizadores para grifos te permiten ahorrar entre un 30% y 50% de agua según el modelo y, por ende, el consumo de electricidad que se necesita para calentarla. 

A parte, ofrecen otra ventaja muy interesante, y es que aprovecharas aún más la capacidad del termo eléctrico, pues con cada uso ahorrarás un porcentaje alto de agua. 
Esperamos que después de leer este artículo tengas claros los trucos que puedes hacer para ahorrar con un termo eléctrico. Si tienes pensado comprar un termo eléctrico y necesitas financiación, contacta con nosotros. Te asesoraremos para que contrates la opción que mejor se ajuste a tu situación.

Sobre el autor

Credexia

Credexia surge como solución a la poca disponibilidad y complejidad de la información que había para tomar una decisión tan importante como la de contratar un producto financiero.

Comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.