Cuenta Nómina Bankinter

4.9
Valoración Credexia
Valoración realizada por Credexia
Ventajas
  • Cuenta remunerada
  • Hasta 5% TAE el primer año y hasta 2% TAE el segundo año
  • Saldo máximo a remunerar de 5.000€
  • Nóminas desde 800 €
  • Tarjeta de crédito sin comisión de emisión y mantenimiento
  • Sin Comisiones y sin gastos de mantenimiento
  • Efectivo a débito sin comisión en más de 14.000 cajeros
Añadir al comparador
CUENTA NÓMINA SIN COMISIONES
Cuenta Corriente Open

Cuenta Nómina Open

4.9
Valoración Credexia
Valoración realizada por Credexia
Ventajas
  • Tarjeta de débito gratuita
  • Descuentos exclusivos en primeras marcas
  • Devolución del 1% de los recibos domiciliados
  • 7.500 cajeros de Banco Santander gratis
  • Sin permanencia
  • Transferencias sin comisiones
Añadir al comparador
RECUPERA EL 1% DE TUS RECIBOS CON TU CUENTA
ING

Cuenta Nómina ING

4.9
Valoración Credexia
Valoración realizada por Credexia
Ventajas
  • Sin comisiones
  • Tarjeta crédito y débito gratis
  • Hasta 2 días de descubierto gratis
  • Sin complicaciones y sin compromiso
  • Transferencias gratis y en el día
 
Añadir al comparador
LIBRE DE CONDICIONES
Ver más

Guía para elegir la cuenta nómina adecuada

Si dispones de ingresos regulares cada mes, como una nómina o pensión, tal vez te interese la contratación de alguna de las cuentas nómina que se ofrecen en el mercado.

Aquí te mostramos cómo puedes escoger la mejor.

Las cuentas nómina son un subtipo de cuentas corrientes, con todas sus funciones operativas. La característica que define a este tipo de cuentas es la necesidad de domiciliar una serie de ingresos periódicos (principalmente procedentes de la nómina).

De por sí, las cuentas corrientes suponen un instrumento financiero importante para nuestras finanzas personales. Nos permiten gestionar nuestros ingresos y gastos del día a día, además de proporcionar soporte para otro tipo de operaciones bancarias (como un préstamo personal, una hipoteca o la contratación de una tarjeta de crédito).

Entonces, ¿por qué existe un subproducto de este tipo que exige la domiciliación de nuestra nómina?

La respuesta viene dada en un cambio de condiciones. Al tratarse de una oferta bancaria diferente, es tratado como un producto financiero distinto.

Si quieres saber todo lo relativo a las cuentas nómina, con el objeto de que valores su conveniencia y sepas contratar la oferta del mercado que mejor se ajusta a tus necesidades, te invitamos a seguir leyendo.

¿Qué es una cuenta nómina?

Una cuenta nómina es un tipo de cuenta corriente; un producto bancario básico de tesorería y soporte.

La contratación bancaria, es decir, la operativa financiera que mantenemos con nuestro banco, se basa en la contabilidad. Todas las operaciones financieras necesitan de un apunte contable, y una cuenta corriente es el producto diseñado para estos fines.

Ninguna operación bancaria puede ser llevada a cabo sin que exista una cuenta para realizar apuntes.

Una cuenta nómina es una cuenta corriente que exige la domiciliación de una nómina o cualquier otro tipo de ingreso regular

De cara al cliente, este producto le permite gestionar sus ingresos y gastos. El banco puede recibir los cobros y realizar los pagos mediante los mencionados apuntes contables en nuestra cuenta corriente.

Además, permite contratar otro tipo de productos que serán soportados mediante las anotaciones en dicha cuenta, como la concesión de cualquier tipo de crédito.

Las cuentas corrientes (y, dentro de ellas, las cuentas nómina) es un contrato que identifica la singularidad de la relación con el cliente. Es una unidad contable: un depósito de dinero que puede ser retirado en todo momento, con total liquidez (un depósito a la vista).

La particularidad de las cuentas nómina simplemente es la exigencia por parte de la entidad bancaria de que el cliente domicilie unos ingresos regulares, procedentes del trabajo por cuenta ajena (una nómina, aunque también podría valer una pensión).

Ello implica afirmar una relación más estrecha con la entidad bancaria.

A cambio de este requisito, el banco ofrece una serie de ventajas, descuentos o regalos al cliente, u otras contrapartidas. Tiene un conocimiento más preciso de su nivel de ingresos y su capacidad de devolución (útil de cara a solicitar préstamos o productos de financiación).

También crea un vínculo y le proporciona al banco un depósito de fondos constante (el saldo positivo en nuestra cuenta bancaria supone financiación para la entidad, puede utilizarlo para sus operaciones financieras).

A la entidad bancaria le beneficia conseguir la captación de depósitos (aunque sea a la vista, como en el caso de las cuentas bancarias) para conseguir fondos. Por otra parte, las cuentas nómina consiguen una mayor fidelización de los clientes

¿Qué utilidades y ventajas pueden ofrecerme las cuentas nómina?

Las funciones de una cuenta nómina son, básicamente, las de una cuenta corriente:

  • Domiciliar la nómina e ingresos.
  • Domiciliar recibos.
  • Obtener dinero en efectivo.
  • Realizar operaciones vía Internet.
  • Permitir la operativa con tarjetas de crédito o débito asociadas.
  • Realizar transferencias a otras cuentas bancarias (con la misma entidad o con otra diferente).
  • Permitir la emisión y el ingreso de cheques.
  • Soportar otros productos bancarios, cuyos movimientos serán abonados o cargados en la cuenta (un depósito o un préstamo).
  • Descuentos o un porcentaje de devolución de los recibos domiciliados.
  • Eliminar la necesidad de mantener un saldo mínimo en cuenta.

Sin embargo, una cuenta nómina, dado que exige que nuestros ingresos mensuales sean destinados a una determinada entidad bancaria, también podría brindarnos otra serie de ventajas:

  • Eliminar o reducir las comisiones por mantenimiento y administración de la cuenta.
  • Ofrecer facilidades y mejorar las condiciones de cara a la contratación de otros productos y servicios bancarios (seguros, préstamos, transferencias gratis, etc.).
  • Tener una mejor valoración de la entidad para la concesión de préstamos.
  • Permitir descubiertos en cuenta.
  • Ofrecer anticipos de los ingresos domiciliados.
  • Remuneración del saldo que podamos mantener en cuenta.
  • Emisión y renovación de tarjetas de crédito o débito gratis.
  • Puede que la entidad ofrezca regalos a la hora de abrir una cuenta nómina.

De cara a la entidad, conseguir abrir cuentas nómina también les supone ventajas, como la fidelización del cliente y asegurarse unos ingresos que podrán ser utilizados como depósito.

Los bancos lanzan ofertas en este tipo de productos debido a su interés por la contratación; no debemos olvidar esto a la hora de proceder a negociar las condiciones para suscribir una cuenta nómina.

Una cuenta nómina debe tener unas condiciones y ventajas adicionales a las cuentas corrientes, puesto que impone también una serie de requisitos. Por este motivo, se califican como un producto financiero diferente

Como cada entidad financiera es un universo, con sus políticas, sus ofertas, sus ventajas, desventajas y su modo de trabajar, podemos encontrar ofertas dispares en el mercado.

Es útil conocer las ventajas y utilidades de estos productos financieros para poder buscar y comparar la que mejor se adapta a tus necesidades y objetivos financieros. En Credexia te ofrecemos toda la información que precisas.

Las ofertas de las entidades en cuanto a cuentas nómina puede ser muy dispar. Es necesario comparar

¿Cuáles son los requisitos para abrir una cuenta nómina?

El requisito básico es disponer de unos ingresos regulares procedentes del trabajo por cuenta ajena (o una pensión).

Esto significa que los trabajadores autónomos y las empresas no tienen posibilidad de contratar cuentas nómina (para ellos existen otro tipo de cuentas, adaptadas a sus necesidades).

Aunque, a decir verdad, es posible que puedan acceder a estos productos si la entidad permite suplir la domiciliación de una nómina con una transferencia regular de ingresos (sólo las personas físicas).

En este sentido, cuando hablamos de cuentas nómina, hacemos mención a cuentas que exigen la domiciliación de ingresos en general, pudiendo ser incluso la prestación por desempleo. Todo depende de las políticas de la entidad, su forma de trabajar, su oferta y nuestra capacidad de negociar las condiciones y requisitos.

Existen entidades bancarias que permiten la apertura de cuentas nómina con cualquier tipo de ingreso mensual (desempleo, pensión, transferencias regulares de dinero, etc.).

Como se ha mencionado anteriormente, la entidad trata de conseguir fondos en depósito (aunque se trate de depósitos a la vista) y captar clientes. Las cuentas nómina son un producto elemental que da pie a la contratación de otros.

El conseguir que un cliente domicilie su nómina supone que tendrá más difícil cambiar de banco para conseguir acceder a financiación; al igual que la propia entidad debiera mejorarle las condiciones.

Las cuentas nómina crean un vínculo mayor con la entidad bancaria, hay que tenerlo presente de cara a desarrollar nuestra operativa con otro banco

En resumen, el requisito fundamental es tener unos ingresos mensuales mínimos y poder demostrarlo; más allá de los requisitos necesarios inherentes a la apertura de una cuenta corriente, como ser mayor de edad (o contar con la autorización de un tutor legal) y residir en España.

Cambiar la nómina de banco tan sólo supone facilitar a la empresa pagadora el nuevo número de cuenta e indicarle nuestro interés en que, a partir de ese momento, ingresen el salario en esta cuenta.

Del mismo modo, deberíamos informar a nuestro pagador del nuevo número de cuenta antes de proceder al cierre de una cuenta nómina.

NOTA: Al cerrar una cuenta nómina es recomendable que solicites a la entidad bancaria un certificado de cancelación.

Otras exigencias para abrir una cuenta nómina

Pero la cuestión no es tan sencilla como pueda parecer, es posible que la entidad exija unos ingresos mínimos. En otras palabras, que la nómina sea por un importe mínimo determinado para acceder a ciertas ventajas.

Cuanto mayor sean nuestros ingresos domiciliados, mejor consideración tendremos como clientes.

Las entidades bancarias pueden exigir la domiciliación de unos ingresos mínimos para acceder a las ventajas de las cuenta nómina

Asimismo, existe la posibilidad de que el cliente pueda fraccionar su nómina y destinarla a dos cuentas nómina con entidades diferentes, si el importe mínimo de esa fracción es permitido por el banco.

Por otra parte, también pudiera ser que el banco imponga un período mínimo de permanencia. Un período sobre el cual debemos mantener la cuenta nómina, salvo penalizaciones.

Es importante tener presente la permanencia que pudiera existir, puesto que los requisitos exigidos se mantienen durante todo este período temporal.

El cliente debe prestar atención al período de permanencia, puesto que los requisitos de la cuenta nómina son exigidos durante todo el tiempo que esté abierta

El usuario debe valora cuál es el nivel de vinculación que impone el banco en una cuenta nómina y valorar si las ventajas merecen la pena.

Entonces, ¿cuándo debo contratar una cuenta nómina?

Como hemos estado tratando, todo es negociable:

  • Las comisiones y su eliminación (aunque las cuentas nómina no suelen tener).
  • El período de permanencia.
  • El saldo mínimo a mantener (tampoco suele imponerse en las cuentas nómina).
  • Los ingresos mínimos a domiciliar.
  • Las ventajas y promociones de la cuenta nómina.

Sin embargo, hay ciertas situaciones en las que es posible que una cuenta nómina no sea adecuada para tus necesidades:

  • Cuando tienes un empleo inestable que no te ofrezca seguridad de cumplir con los requisitos durante todo el período de permanencia.
  • Cuando mantienes gran parte de tu operativa financiera con otra entidad.
  • Si el salario o ingresos que percibes no son suficientes para acceder a las ventajas que proporciona la cuenta nómina.

Los bancos, en el momento en que se dejan de cumplir las condiciones exigidas para abrir una cuenta nómina, pueden concederte un margen temporal para volver a la situación previa.

Sin embargo, si tras un tiempo prudencial el escenario no se revierte y el cliente vuelve a incumplir con las exigencias, pueden comenzar a cobrar comisiones o establecer algún tipo de penalización.

Como primer punto, debes valorar si, dada tu situación personal y financiera, las cuentas nómina son un producto adecuado para ti

¿A qué elementos debo atender para contratar una cuenta nómina?

Supongamos que tu caso no es cualquiera de los vistos anteriormente y estás en perfecta disposición para abrir una cuenta nómina: cumples con los requisitos.

¿Cómo buscas la mejor oferta del mercado?

En principio, debes tener un conocimiento preciso de qué tipo de operaciones financieras son las que más te convienen:

  • ¿Tienes interés en domiciliar recibos?
  • ¿Sueles recurrir a los anticipos de nómina?
  • ¿Vas a necesitar algún préstamo o hipoteca?
  • ¿Utilizas con frecuencia una tarjeta de crédito?
  • ¿Mantienes unos ahorros en la cuenta que puedan ser remunerados?
  • ¿Sueles utilizar con frecuencia el cajero automático?
  • ¿Tienes interés de contratar algún depósito, seguro u otro producto bancario?

En función de cómo sean las respuestas, sabrás qué elementos y ventajas de la cuenta nómina te pueden ser más útiles. No olvides incidir en las comisiones, las entidades bancarias suelen ganar dinero por gestionar el ingreso de tu nómina y el saldo positivo que puedas mantener.

Negociar la eliminación o reducción de comisiones por mantenimiento y administración no es nada descabellado (existe una gran cantidad de ofertas de cuentas nómina sin comisiones).

Tener un conocimiento preciso de tus necesidades financieras y el uso principal que le vas a dar a la cuenta te permite encontrar y negociar el mejor producto

No obstante, además de la comisión por administración y mantenimiento, las cuentas corrientes (y por consiguiente las cuentas nómina) pueden tener otro tipo de comisiones que tienes que tener en consideración:

  • Comisión por transferencias.
  • Comisión por retirada de efectivo en cajeros automáticos.
  • Comisión por ingreso de cheques.
  • Comisiones y gastos por descubiertos (infórmate si tu cuenta nómina te permite tener descubiertos en cuenta y evalúa cuáles son las condiciones).

Para finalizar, es el momento de valorar aspectos tales como el período de permanencia (suele ser de entre 12 y 18 meses), facilidades en la operativa y servicios añadidos.

Si todo está conforme, estarás ante un producto barato, adecuado a tus necesidades y con un buen servicio.

No olvides la importancia de buscar, comparar y negociar. Sólo así podrás conseguir este objetivo.

¿Cómo sería una cuenta nómina ideal?

Aunque existen muy buenas ofertas en el mercado bancario, a la hora de contratar una cuenta nómina deberemos negociar aquellos elementos que más interés nos susciten.

Disponer de unos ingresos elevados y estables será nuestra mejor baza, al margen de la contratación de algún producto o servicio bancario paralelo, para mejorar la relación con la entidad y la rentabilidad que le proporcionamos.

Veamos una serie de claves, a modo de repaso, de cómo sería la cuenta nómina ideal:

  • La entidad bancaria nos inspira confianza.
  • La oferta de la cuenta nómina, en sí misma, se diferencia de una cuenta corriente ordinaria.
  • Ofrece un tipo de interés por los ahorros que podamos mantener en la cuenta.
  • No aplica comisiones de mantenimiento ni administración.
  • Permite los descubiertos en cuenta, con unos costes menores.
  • Podemos anticipar nuestra nómina o un porcentaje de la misma (lo ideal sería el 100%).
  • Emisión de tarjetas de crédito o débito gratuitas.
  • Ofrece descuentos, promociones y regalos.
  • Se nos devuelve un porcentaje de los recibos domiciliados.
  • Permite una amplia operativa y servicios gratuitos (transferencias, ingreso de cheques, etc.).
  • La entidad nos facilita el acceso a la financiación y mejora las condiciones de la misma.
  • Acceso a productos bancarios con mejores ofertas (seguros, depósitos a plazo fijo, etc.).
  • No tiene compromiso de permanencia.
  • No exige un ingreso mínimo ni el mantenimiento de un saldo mínimo.
  • La entidad bancaria ofrece un buen servicio de atención al cliente.
  • Permite operar desde la app de nuestro dispositivo móvil y/o a través de Internet.

Encontrar el producto perfecto es difícil, pero siempre podremos mejorar aquellos elementos que nos sean de mayor interés mediante la búsqueda de una oferta y la negociación con la entidad bancaria

¿Cómo puedo contratar una cuenta nómina?

Ya has visto todo lo que necesitas saber sobre las cuentas nómina, ahora sólo te falta tener un conocimiento más exacto del proceso y las vías que tienes a tu alcance para la contratación de uno de estos productos.

En el momento que hayas realizado la comparación y te hayas decantado por una cuenta nómina de una entidad en particular, el siguiente paso es ponerte en contacto con ellos. Esta tarea puede hacerse vía telemática, pudiendo abrir cuentas bancarias a través de Internet.

Abrir una cuenta bancaria es un proceso rápido y simple, como no representa un producto de riesgo para la entidad, no será necesario realizar ningún tipo de estudio del cliente (aunque hay entidades bancarias que rechazan como clientes a aquellos que se encuentran registrados en un fichero de morosidad).

Es posible abrir una cuenta nómina vía online, el proceso es muy rápido y sencillo

Datos necesarios para abrir una cuenta nómina

La información y documentos a aportar, ya sea para realizar la apertura de cuenta físicamente como vía online, son los siguientes:

  • Documento Nacional de Identidad (DNI) o tarjeta de residente (NIE).
  • Teléfono de contacto.
  • Correo electrónico.
  • Documento acreditativo de la nómina o ingresos recurrentes que vamos a domiciliar en la cuenta bancaria.

Es posible que el banco, para tener un mayor conocimiento de la situación del cliente, soliciten un informe de vida laboral, contrato de trabajo (para comprobar la antigüedad) o declaración de la renta (en el caso de trabajadores autónomos que pretendan abrir una cuenta nómina ingresando un dinero mensualmente mediante transferencia).

Contratar una cuenta nómina vía online

Para realizar el proceso de contratación por internet, lo natural es contactar con la entidad por este medio. Simplemente entrando en la página web del banco escogido para abrir nuestra cuenta nómina podremos comenzar el proceso de apertura.

Los pasos a seguir para completarlo son los siguientes:

  • Manifestar nuestra intención de abrir una cuenta nómina presionando sobre el comando correspondiente.
  • A continuación, uno de los primeros pasos será rellenar un formulario inicial. Se trata de una ficha de cliente, en la cual se suministra información personal, laboral, domicilio y datos de contacto para proceder a la formalización del contrato.
  • Verificación de los datos, aportando la documentación oportuna que la entidad requerirá. El envío de la documentación también se realiza por este medio. El cliente carga en la página de la entidad bancaria los documentos escaneados o fotografiados y los remite.
  • Descargar y firmar el contrato. No olvides la importancia que tiene el leerlo previamente, para asegurarte de que todas y cada una de las condiciones ofrecidas están insertas, además de tus derechos y obligaciones. De este modo evitarás sorpresas. La firma digital se realiza con una clave que el banco envía a tu teléfono mediante un SMS.
  • Definir un nombre de usuario y una contraseña para acceder a la plataforma de banca online y poder gestionar nuestra cuenta nómina.

La activación de una cuenta nómina no debería hacerse esperar tras la comprobación de la documentación y firma del contrato.

En realidad, el proceso de contratación de las cuentas nómina no es distinto que para cualquier otra cuenta bancaria.

No olvidemos que este producto sólo es un subtipo de las cuentas corrientes, con la particularidad que exige domiciliar nuestra nómina y crear una vinculación con la entidad bancaria a cambio de una serie de ventajas y contraprestaciones.

Por este motivo, debemos cerciorarnos que las condiciones son diferentes a la apertura de una cuenta corriente ordinaria.

¿Mejor rentabilidad? ¿Descuentos? ¿Rebajas en las comisiones?

Encontrar las mejores condiciones es relativo a las necesidades de cada usuario, por este motivo las ofertas de las entidades bancarias en lo relativo a cuentas nómina no giran en el mismo sentido: busca y compara en Credexia.

Si te queda alguna duda, contáctanos y te ayudaremos a resolverla para que contrates el producto adecuado para ti.