depósito wizink

Depósito WiZink

5.0
Valoración Credexia
Valoración realizada por Credexia
TAE 1,30% / Importe: 5.000€ - 250.000€
Ventajas
  • Hasta 36 meses
  • Sin ningún tipo de comisión
  • Desde 5.000€ a 250.000€
  • Cuenta ahorro asociada al 0,50% TAE
  • Adscrito al Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito
 
Añadir al comparador
TUS AHORROS CRECERÁN DÍA A DÍA
depósito Facto

Depósito Facto

4.7
Valoración Credexia
Valoración realizada por Credexia
TAE 1,31% / Importe: 5.000€ - 3.000.000€
Ventajas
  • Inversión desde 5.000€ hasta 3.000.000€
  • Hasta un 1,30% TAE
  • Máximo 2 titulares
  • Requiere abrir una Cuenta Facto, una cuenta sin comisiones
  • FGD de Italia
Añadir al comparador
DEPÓSITO ONLINE A PLAZO FIJO
raisin bank

Depósito Raisin

4.8
Valoración Credexia
Valoración realizada por Credexia
TAE 1,27% / Importe: 1.000€ - 100.000€
Ventajas
  • Plataforma de productos de ahorro
  • 100€ de regalo de bienvenida
  • Remuneración del 1,27% TAE
  • Más de 70 depósitos disponibles
  • Registro único y gratuito
  • Contratación online, fácil y cómoda
Añadir al comparador
LOS MEJORES TIPOS DE INTERÉS
Ver más

Guía para elegir el depósito bancario adecuado

Además de ser un producto tradicionalmente conservador, los depósitos online presentan otra serie de ventajas.

Gracias a las nuevas tecnologías, las diferentes entidades bancarias ofrecen depósitos online: depósitos tradicionales contratados íntegramente por Internet.

Un depósito bancario es un mecanismo para obtener una rentabilidad por tus ahorros sin apenas riesgo (el riesgo es casi inexistente).

Las condiciones establecidas a la hora de contratar estos productos financieros son sencillas e inalterables durante toda la vida del depósito; sin sobresaltos por la evolución de cualquier mercado financiero. 

Cualquier tipo de ahorrador puede contratar un depósito online, aunque se trate de un perfil arriesgado y pretenda únicamente de instrumentar su fondo de reserva permanente.

Los depósitos online son una modalidad de contratación, y a lo largo de esta guía comparativa vamos a darte las claves para valorar su contratación.

¿Qué son los depósitos online?

Los depósitos online son, en sí mismos, depósitos bancarios comunes y corrientes. Un producto financiero (de tipo bancario) que tiene la particularidad de poder encontrarse, analizarse y contratarse íntegramente a través de Internet.

Básicamente, las condiciones de estos productos son las mismas que las que podemos encontrar fuera de la red (offline). Pero presentan una serie de ventajas que analizaremos en breve más detalladamente.

Un depósito bancario es un instrumento de ahorro. Suponen un préstamo que un particular le hace a una entidad bancaria, con el consiguiente derecho a obtener intereses por el dinero prestado.

De esta forma, el ahorrador obtiene rentabilidad por su dinero y el banco consigue financiación para las operaciones objeto de su negocio.

Los depósitos online son imposiciones a plazo fijo contratados íntegramente por medios digitales

Se establece un contrato, muy sencillo de comprender para el ahorrador medio, en el cual se establece el importe a depositar, el plazo para devolverlo, los intereses devengados y su frecuencia en el pago de los mismos.

Una de las características fundamentales de estos productos financieros de ahorro es que los fondos prestados quedan inmovilizados. Es decir, el ahorrador no puede disponer de este dinero hasta que finalice el plazo del depósito (salvo cancelación del contrato y las consecuentes penalizaciones establecidas en el contrato).

Por estas razones, los depósitos bancarios también son conocidos como “imposiciones a plazo fijo” o “depósitos a plazo fijo”.

Al finalizar el plazo de vencimiento, los fondos quedarán liberalizados. Los intereses, por su parte, pueden percibirse también al final de la vida del depósito o de forma periódica (según lo acordado).

En este punto, el cliente puede realizar una renovación del depósito, reinvirtiendo el dinero y los intereses generados (es posible que en el propio contrato se encuentre la cláusula de renovación tácita).

Por otra parte, son instrumentos de ahorro considerados como de mayor seguridad. Los intereses a percibir son conocidos de antemano y permanecen inmutables hasta el vencimiento del depósito (aunque, como veremos, existen depósitos con intereses variables).

Además, el dinero no cotiza en un mercado financiero y no se corre el riesgo de que pueda sufrir una minusvaloración.

Un depósito bancario, contratado online u offline, es un producto para obtener rentabilidad por nuestros ahorros con un riesgo mínimo

¿Y qué ocurre si el banco no puede devolverme el dinero al vencimiento del depósito?

A esto se le conoce como riesgo de crédito (al igual que el banco corre un riesgo de que el dinero prestado no sea devuelto). Para solventar este inconveniente se creó el Fondo de Garantía de Depósitos.

El Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito es una institución creada para garantizar que el dinero de los ahorradores sea devuelto en los casos de insolvencia de la entidad de crédito. Garantiza un máximo de hasta 100 000 € por cliente y entidad bancaria.

¿Cuántos tipos de depósitos online existen?

Dado que los depósitos online son sólo una modalidad en la contratación de los depósitos bancarios, la tipología existente es la misma.

Depósitos online a plazo fijo

Son los depósitos bancarios propiamente dichos. El preferido por los inversores de perfil conservador.

Ofrecen una rentabilidad por nuestros ahorros a cambio de dejar los fondos inmovilizados en la entidad bancaria durante el período de tiempo estipulado.

En otras palabras, el usuario renuncia a la disponibilidad de sus ahorros (liquidez) a cambio de obtener una rentabilidad por los mismos. Es el tipo de depósito más común que podemos encontrar al buscar y contratar un depósito online.

Normalmente, los depósitos online son depósitos a plazo fijo

Depósitos online a la vista

En la práctica son cuentas corrientes o de ahorro remuneradas. Su particularidad es que los fondos depositados no están inmovilizados; el cliente tiene total disponibilidad de los mismos, en cualquier momento.

Al obtener una máxima liquidez por los ahorros, el cliente también renuncia a la rentabilidad obtenida: los depósitos a la vista ofrecen menos intereses que las imposiciones a plazo (generalmente, cuanto mayor sea el plazo del depósito, mayores serán los intereses remuneratorios).

Depósitos online estructurados

También suelen llamarse “depósitos referenciados” o “depósitos indexados”. Es una modalidad un poco más sofisticada que los depósitos a plazo fijo tradicionales.

En este tipo de depósitos la rentabilidad a obtener no es fija, aunque las condiciones para su cálculo sí son conocidas por el ahorrador de antemano.

Dicho de otro modo, la rentabilidad está vinculada a un índice o cualquier otra referencia bursátil (unas acciones concretas, el Euríbor, el Ibex 35). Por lo tanto, la rentabilidad no está garantizada, pudiendo llegar a ser nula. El capital depositado sí que está garantizado y no puede verse mermado.

También pudiera darse el caso en el cual la rentabilidad de un depósito estructurado está compuesta por una parte fija y otra variable (indexada a alguna referencia).

Son productos de inversión complejos, no se trata de una simple imposición a plazo fijo, aunque supongan una tipología dentro de los depósitos bancarios.

Depósitos combinados

Los depósitos combinados también son productos complejos. Se trata de una combinación entre un depósito a plazo fijo y otro tipo de inversión. Así pues, se destina una parte del dinero ahorrado a un tipo de producto y el resto a otro.

La combinación puede ser con cualquier otro tipo de producto financiero, pero normalmente se utiliza algún tipo de fondo de inversión. La parte destinada a este tipo de inversión tiene unas condiciones diferentes en cuanto a liquidez, rentabilidad, comisiones, etc.

Consulta nuestra guía sobre invertir en depósitos o en fondos de inversión para profundizar en estas opciones.

Por otro lado, el Fondo de Garantía de Depósitos sólo cubre la parte del capital que efectivamente se coloca en el depósito (aunque los fondos de inversión están cubiertos por el Fondo de Garantía de Inversiones, un organismo similar).

¿Cuáles son las ventajas de los depósitos online?

Los depósitos online son depósitos bancarios comercializados por los medios digitales. El cliente tiene la facultad para buscar el producto que mejor se adapte a sus necesidades, comparar las diferentes ofertas y llevar a cabo la contratación efectiva del depósito sin tener que desplazarse.

La comodidad de tener todo el mercado al alcance desde nuestro hogar es la primera ventaja que se obtiene al utilizar esta vía. Se evitan los desplazamientos, las colas y las esperas. Se eliminan las barreras territoriales: es posible contratar un depósito con cualquier entidad bancaria que opera en Europa y se encuentra sometida a la normativa común (que armoniza las condiciones de seguridad y operativa).

El modo de contratación es sencillo y rápido. Las entidades bancarias ofrecen en su página web todas las condiciones de un modo transparente. El único problema es gestionar toda la información que tenemos a nuestro alcance.

De esta manera, es tan grande la oferta de depósitos bancarios que podemos encontrar (entre entidades que operan totalmente online y otras con oficinas físicas que ofrecen depósitos online) que se hace necesario el llevar a cabo una búsqueda y comparación efectiva.

A través de comparadores financieros, como el de Credexia, podrás tener acceso a toda la información que precisas y llevar a cabo las tareas de contratación; ahorrando tiempo y esfuerzo.

Para empezar, aquí tienes el ranking de depósitos bancarios actualizado.

Los depósitos online pueden ofrecer rentabilidades superiores a los tradicionales. Esto se debe a que las distintas entidades obtienen una serie de ahorro en costes de gestión a la hora de comercializar estos productos. Dado que los depósitos bancarios rara vez están sujetos a comisiones, el ahorro en costes se traslada al cliente mediante un aumento de la rentabilidad.

Sencillez, transparencia, comodidad y seguridad son las ventajas principales de los depósitos online, sin contar con que estos productos pueden ofrecer unos rendimientos superiores a los depósitos tradicionales

Algunas entidades bancarias pueden ofrecer, como incentivo a realizar un depósito online, una serie de regalos, promociones o bonos de bienvenida (como ocurre con las promociones de las cuentas bancarias).

En definitiva, las ventajas de los depósitos online se pueden resumir de la siguiente manera:

  • Una total transparencia, sumada a la sencillez y claridad de estos productos financieros.
  • Comodidad y eficacia para su contratación.
  • Rentabilidades superiores.
  • La seguridad propia de los depósitos a plazo fijo.
  • Posibilidad de bonificaciones, promociones y regalos.

Puedes ampliar más este punto en este artículo.

¿Qué elementos debes tener presentes para contratar un depósito online?

Antes de proceder a depositar el dinero, el usuario debe conocer las condiciones más idóneas para sus necesidades y objetivos de ahorro. Tener un conocimiento de nuestra situación financiera es el primer paso para determinar qué depósito online es el más conveniente (qué cantidad de capital puedo depositar, a qué plazo, etc.).

Una vez resueltas estas primeras cuestiones, será preciso escanear el mercado de depósitos bancarios online para seleccionar aquellas ofertas que se adaptan a nuestras preferencias.

En este punto es cuando Credexia puede serte de gran utilidad. Simplemente añade los depósitos de esta página al comparador y podrás valorar rápidamente las condiciones de tu elección

Sin embargo, puede que te preguntes cuáles son los factores a los que hay que analizar y evaluar para, buscar, comparar, negociar y decantarse por un depósito u otro.

Es necesario realizar una búsqueda, comparación y selección de las distintas ofertas de depósitos online, con fines de contratar el más adecuado a nuestras características como ahorradores.

Comprobación de garantía

Las entidades afincadas en los países integrantes de la Zona Única de pagos en Europa (SEPA) deben contar con la protección del Fondo de Garantía de Depósitos (cada cual del país donde tenga su sede).

No obstante, se debe comprobar si la entidad se encuentra adscrita a este organismo y cuál es el límite máximo de la cobertura.

Tampoco está de más comprobar el nivel de solvencia de la entidad bancaria en la que se deposita el dinero y la del propio país a la que pertenece.

Capital a depositar

Se trata del montante del depósito, el dinero que prestamos a la entidad bancaria y que estará inmovilizado durante el plazo establecido en el depósito.

Como es natural, esta primera cuestión dependerá de los ahorros que poseas y el porcentaje de los mismos que quieras destinar a este producto. Sin embargo, debes tener presente que:

  1. Los intereses se calculan sobre este factor, a mayor capital, mayores rendimientos.
  2. Las entidades bancarias pueden imponer unos requisitos en cuanto a capital mínimo y máximo para contratar el depósito.

Del mismo modo, debemos ser conscientes de que el capital depositado quedará fuera de nuestra disponibilidad, a no ser que se proceda a una cancelación anticipada (si está permitida y con sus consecuentes gastos).

Las entidades bancarias pueden establecer algunos requisitos para la contratación del depósito, como la imposición de un saldo mínimo o máximo

Plazo del depósito

Es la cantidad total de tiempo de vigencia del depósito. Durante este período, el depósito está activo, por lo que devengará intereses y no podremos acceder al capital.

Existen depósitos a plazo fijo con distintos vencimientos (3 meses, 1 año, 2 años, 3, años, 5 años, etc.). En este punto se deberá valorar si disponemos de otros fondos suficientes para no tener que utilizar este dinero hasta el vencimiento.

En base a esto, podremos determinar el plazo.

Otro aspecto a considerar es el hecho de que, cuanto mayor sea el plazo, mayor es el riesgo de que suban los tipos de interés de referencia y los nuevos depósitos ofrezcan mejores rendimientos. Los depósitos a mayor tiempo suelen devengar un porcentaje mayor de intereses debido a esto.

En otras palabras: cuanto mayor sea el plazo, mayores intereses obtendremos por el dinero depositado. Pero también se debe tener presente que más tiempo tendremos los fondos inmovilizados.

Se deberá comprobar en la ficha del producto – así como en el propio contrato – qué día comienza y cuál es el día exacto del vencimiento del depósito online.

Intereses

Los intereses representan la rentabilidad obtenida por renunciar a disponer de nuestro dinero durante el tiempo que el contrato esté activo. Como se ha dicho anteriormente, a mayor plazo, mayores intereses (o debería ser así, en teoría).

Los indicadores utilizados para valorar los intereses son:

  • Tipo de Interés Nominal (TIN): se trata del rendimiento bruto; la cantidad de intereses que nos pagan en cada liquidación (mensual, trimestral, anual, etc.).
  • Tasa Anual Equivalente (TAE): es una fórmula que tiene en cuenta el TIN, posibles comisiones y la frecuencia de los pagos de intereses. Permite una comparación entre depósitos online.

Los intereses pueden percibirse de forma periódica (mensual, trimestral, anual, etc.) o al final de la vida del depósito (cuando acabe el contrato y nuestros fondos queden liberalizados).

Es preciso conocer cuál es la periodicidad de pago, puesto que, a mayor frecuencia, mayor será la TAE (dado que pueden ser objeto de capitalización y generar nuevas rentas).

Comisiones (por cancelación)

En los depósitos bancarios no suelen existir comisiones, más allá de las que puedan aplicarse a la cuenta corriente vinculada o las de cancelación anticipada del contrato.

En este sentido, es importante saber si el depósito permite la cancelación (la mayor parte de depósitos online la permite, como norma general). Se debería tener presente cuáles son las condiciones y comisiones aplicadas en esta situación, debido a que en algún momento determinado podemos encontrarnos en ella y debemos saber a qué nos enfrentamos.

Las comisiones por cancelación anticipada pueden venir expresadas en:

  • Un pago de los intereses pendientes, según el plazo que quede hasta el vencimiento.
  • Reducción de los intereses a percibir, pudiendo incluso a ser un 0%.
  • Devolución de los intereses percibidos.

Toda la información acerca de las comisiones, que en ningún caso pueden ser superiores a los intereses brutos devengados hasta la cancelación, está plasmada de una forma clara y transparente en la ficha del producto y el propio contrato de depósito.

La entidad bancaria puede sufrir también algún tipo de perjuicio por el hecho de tener que desinvertir el dinero prestado y devolvértelo antes de tiempo, por este motivo se aplican penalizaciones en la cancelación anticipada.

Posibilidad de renovación

Otro aspecto importante a valorar, dentro de lo que sería nuestra búsqueda y comparación de depósitos online, es la política que se lleva a cabo en cuanto a la renovación del contrato una vez llegado el vencimiento. Existen depósitos bancarios que ofrecen la posibilidad de reinvertir de nuevo el dinero, más los intereses generados (suele ser habitual).

Algunas entidades incorporan en el contrato la renovación tácita, es decir, automática, si el cliente no manifiesta lo contrario antes de una fecha determinada.

Las condiciones del depósito, una vez producida la renovación automática, suelen ser las estandarizadas y no se tiene la posibilidad de renegociarlas; o, en su defecto, cambiar hacia otro depósito que pueda resultar más interesante en las circunstancias presentes.

Se deben evitar este tipo de sorpresas teniendo presentes todos estos factores antes de proceder a la contratación de un depósito online.

Vinculaciones

Es posible obtener mejores condiciones en nuestro depósito bancario si ya somos clientes de la entidad y tenemos otros productos contratados con ella. Aunque también debemos valorar el coste que nos suponen estos productos vinculados y su verdadera utilidad para nuestros intereses financieros.

En todo caso, los depósitos online destacan por no ofrecer ningún tipo de producto paralelo para la contratación del depósito (como mucho una cuenta bancaria asociada dónde percibir el cobro de los intereses).

Debemos analizar la relación establecida con el banco desde la totalidad, esto incluye la rentabilidad y costes de todos los productos financieros que podamos contratar.

Promociones y regalos

Dejando los intereses generados a un lado, es posible que la entidad bancaria, como parte de su política comercial, ofrezca algún tipo de promoción, bonificación o regalos en especie por contratar sus depósitos online.

Conviene analizar bien si este tipo de incentivos condiciona de alguna manera los factores vistos hasta el momento. En algunos casos puede suponer una ventaja adicional, pero todos los elementos del depósito deben evaluarse.

No podemos decidir en base a una promoción puntual.

¿Cómo contratar un depósito online?

Una vez que conoces todos los factores de los depósitos online, para conseguir el más adecuado para tus objetivos, pasamos a ver cómo se lleva a cabo el proceso de contratación.

En los depósitos online, los trámites para la contratación se simplifican mucho

Una vez tomada la decisión, el primer paso sería contactar, vía online con la entidad bancaria entrando en su página web o a través de Credexia. Allí encontraremos el comando correspondiente para iniciar los trámites.

A pesar de que cada plataforma es distinta, dependiendo de la entidad bancaria en cuestión, el esquema básico para contratar un depósito online es el siguiente:

Rellenar un formulario inicial, con nuestros datos personales y de contacto básicos para poder realizar un contrato formal.

Enviar, también en formato digital, la documentación acreditativa que nos sea requerida (por ejemplo, nuestro DNI escaneado). También es posible que la documentación deba enviarse por correo postal o través de un servicio de mensajería.

Recibir el contrato y leerlo antes de firmarlo. Puede recibirse en formato físico o digital. Tener presentes todos los factores tratados en la sección anterior.

Entregar el contrato firmado, bien sea enviándolo por los medios telemáticos, por correo ordinario o un mensajero que pase a recogerlo.

Realizar una transferencia a la cuenta asociada al depósito online recién contratado para formalizar la operación. Puede ser que no nos exijan abrir una cuenta paralela y podamos emplear alguna otra que mantengamos en activo con otra entidad.

El proceso es rápido y sencillo. Este producto financiero no requiere de ningún tipo de estudio de solvencia, debido a que la entidad bancaria no asume riesgo alguno, al igual que el usuario cuenta con una serie de garantías legales que convierten a los depósitos online en un mecanismo para obtener rentabilidad por nuestros ahorros con una gran seguridad.

¿Te ha quedado alguna duda?

¿Barajas contratar un depósito online pero no estás seguro de si es el más adecuado para ti?

Contáctanos y te ayudaremos a decidir para que aciertes a la primera.