Cuenta Clara Nómina

4.5
Valoración Credexia
Valoración realizada por Credexia
Importe: Más de 10€
Ventajas
  • Cuenta sin comisiones ni gastos
  • Sacar en la mayor red de cajeros
  • 5 retiradas en el extranjero
  • Banco digital con 700 oficinas
  • App líder según votación store
  • Redondeo y ahorro automático
  • Transferencias y Bizum Gratis
  • 100% Online. Tu IBAN en minutos
 
Añadir al comparador
CUENTA CLARA 100% ONLINE

Cuenta EVO Inteligente

4.8
Valoración Credexia
Valoración realizada por Credexia
TAE 0,05 / Importe: Más de 100€
Ventajas
  • Tarjeta de crédito y débito al mismo tiempo
  • Tu eliges 4% de devolución en reservas de Booking.com
  • 2% de descuento en gasolineras GALP
  • Saca dinero sin comisiones en cajeros de todo el mundo
  • Aplaza el pago hasta 18 meses sin comisiones
  • Proceso de contratación 100% online 
  • Cuenta para tus ahorros: 0,05% TAE hasta 30.000€
Añadir al comparador
MEJOR EASY, MEJOR EVO
cuenta ing

Cuenta Nómina ING

4.9
Valoración Credexia
Valoración realizada por Credexia
Importe: Más de 700€
Ventajas
  • Sin comisiones
  • Tarjeta crédito y débito gratis
  • Hasta 2 días de descubierto gratis
  • Sin complicaciones y sin compromiso
  • Transferencias gratis y en el día
 
Añadir al comparador

Cuenta online SIN liberbank

4.5
Valoración Credexia
Valoración realizada por Credexia
Ventajas
  • Consigue 150 € por domiciliar tu nómina
  • Descuentos especiales en marcas como AVIS, Hertz, Hoteles USA, etc
  • Tarjeta de crédito gratuita para el primer titular
  • Banca 100% digital online
  • Sin comisiones de mantenimiento ni administración
  • Transferencias ordinarias gratuitas
Añadir al comparador
150 € AL DOMICILIAR LA NÓMINA

Cuenta N26

4.8
Valoración Credexia
Valoración realizada por Credexia
Importe: Más de 10€
Ventajas
  • Transferencias gratuitas
  • Gestiona todo desde tu ordenador o móvil
  • Categorización automática de tus transacciones
  • Tarjeta de débito gratuita
  • 100% cajeros gratis en la zona euro
  • Cuenta móvil sin comisiones
  • Tarjeta gratuita ideal para viajar
  • Puedes sacar efectivo en euros en cualquier cajero hasta 5 veces al mes sin comisiones
Añadir al comparador
PERFECTA PARA EL DIA A DIA
banco revolut

Cuenta Personal Revolut

4.7
Valoración Credexia
Valoración realizada por Credexia
Ventajas
  • Abre tu cuenta en cuestión de minutos
  • Configura pagos recurrentes
  • Cuenta Euro IBAN gratuita
  • Notificaciones de pago instantáneas
  • Envía dinero gratis al extranjero hasta en 30 divisas
  • Redondea tus pagos y ahorra la diferencia
Añadir al comparador
openbank

Cuenta nómina OpenBank

4.9
Valoración Credexia
Valoración realizada por Credexia
Importe: Más de 900€
Ventajas
  • 100 euros de regalo al domiciliar tu nómina
  • Tarjeta de crédito opcional (añadir al solicitar)
  • Descuentos exclusivos (Booking, Iberia, Sephora...)
  • 7.500 cajeros de Banco Santander gratis
  • Tarjeta de débito sin comisiones
  • Sin comisiones de apertura
  • Tarjeta de Débito Open Debit gratis para el primer titular
  • No se necesita domiciliar la nómina
  • Sin ningún tipo de permanencia
Añadir al comparador
Banco Nationale Nederlanden

Cuenta Nationale Nederlanden

4.6
Valoración Credexia
Valoración realizada por Credexia
TAE 0,40% / Importe: Más de 10€
Ventajas
  • Cuenta de ahorro online, por abrirla ahora, llévate 50 euros de bienvenida
  • Sistema de Garantía de Depósitos Holandés
  • Saldos están garantizados hasta un importe máximo de 100.000€ por depositante y banco
  • Transferencias de dinero a tu cuenta principal cuando lo necesites
  • Tipo de interés atractivo del 0,40% (Variable) para tener un rendimiento de tu dinero
  • Contratación 100%
  • Sin comisiones mantenimiento ni penalizaciones por retiradas de efectivo
Añadir al comparador
Banco holandés Nationale-Nederlanden
Ver más

Guía para elegir la cuenta bancaria adecuada

Las cuentas bancarias son un producto básico: es más que probable que las puedas necesitar.

En este artículo te ofrecemos toda la información que precisas saber sobre este producto financiero.

A la hora de acudir al banco para abrir una cuenta bancaria, tal y como vas a descubrir en estas líneas, deberás tener claros tus ingresos y gastos – así como si son recurrentes o no – y si tienes capacidad de ahorro.

Además, es importante determinar a qué segmento de la población perteneces y comprobar que existe una cuenta bancaria específicamente diseñada para él.

Así podrás contratar un producto financiero adecuado a tus necesidades, con unos servicios y costes apropiados; todo perfectamente negociado con tu banco.

¿Qué son las cuentas bancarias?

Llamamos cuentas bancarias a un producto financiero de tesorería y soporte. Este producto proporciona la posibilidad de realizar un depósito de fondos en una entidad bancaria, los cuales se encuentran disponibles en todo momento.

Puede decirse que es un depósito a la vista, aunque con ciertas particularidades (su finalidad suele ser operativa; habitual para el desarrollo financiero corriente).

En este sentido, se trata de un producto financiero básico, capaz de sostener otros más complejos, vinculados al mismo (asociación de tarjetas de crédito o de débito, solicitud de préstamos, hipotecas, etc.).

También puede ser utilizado como un simple depósito para realizar operaciones bancarias simples o gestiones económicas cotidianas, como el ingreso de la nómina, sacar dinero, realizar transferencias, asumir domiciliaciones, entre otras.

Por otra parte, las cuentas bancarias representan un contrato entre la entidad y el cliente, con sus correspondientes acuerdos y cláusulas que establecen los costes de mantenimiento y su rentabilidad; así como determinadas ventajas para el cliente.

En síntesis, se trata de un acuerdo con obligaciones y derechos para las partes que lo llevan a cabo.

En términos jurídicos se llama un contrato mercantil bancario y de depósito irregular.

Según determina el Banco de España, en el contrato deberán aparecer todas las condiciones y costes aplicables (o, en su defecto, hacer una referencia al libro de tarifas de la entidad bancaria).

Se debe entregar una copia al cliente.

¿Qué tipos de cuentas bancarias hay?

Según su finalidad y objetivo, se puede hacer una distinción básica entre:

  • Cuentas destinadas a gestionar y realizar operaciones financieras.
  • Cuentas corrientes propiamente dichas.
  • Cuentas orientadas al ahorro.

Además, las cuentas bancarias se pueden clasificar según la edad del cliente a la que se dirigen:

  • Niños.
  • Jóvenes.
  • Pensionistas

De la misma manera, también podemos encontrar diferencias entre las cuentas dedicadas a particulares y las cuentas dedicadas a empresas o autónomos.

También existen cuentas bancarias en distintas divisas. No podemos olvidar en este apartado las llamadas cuentas online.

A pesar de que no son un tipo de cuentas bancarias propiamente dicho (es una de las cuentas que vamos a tratar, sólo que en soporte digital), su crecimiento es tal que actualmente se ofrecen condiciones específicas para ellas.

Suelen estar libres de comisiones y no es necesario ningún tipo de requisito para su apertura.

Cuentas bancarias según su finalidad

Cuentas corrientes sin nómina

¿Qué son las cuentas corrientes sin nómina?

Se trata del tipo más básico de cuentas, pues permiten a su titular disponer de su dinero y realizar cualquier gestión financiera común: ingresar o retirar fondos, realizar transferencias, domiciliar recibos, etc.

Su característica principal es que el cliente no domicilia en este tipo de cuentas ningún tipo de ingresos recurrentes; aquellos que pueda obtener como consecuencia de su trabajo por cuenta ajena, pensión o subsidio.

Ventajas

  • Hay bancos que la ofrecen sin una comisión de mantenimiento y, además, suelen asociarse a una tarjeta de débito.
  • Una de las mayores ventajas es que el cliente tiene una menor vinculación con la entidad financiera.
  • Se puede cambiar de banco de un modo más sencillo.

Desventajas

  • Tampoco ofrecen ninguna ventaja adicional al cliente en cuanto a rentabilidad u otras que sí ofrecen otro tipo de cuentas.
  • La entidad bancaria es consciente de que el saldo medio en estas cuentas puede ser inferior (a no ser que su titular realice ingresos manuales), por lo tanto, el cliente tiene un menor margen de negociación con el banco: habrá que demostrar solvencia.

Cuentas nómina

¿Qué son las Cuentas Nómina?

Las cuentas nómina son un tipo específico de cuenta corriente en la que, como su propio nombre indica, el cliente domicilia su nómina, pensión o prestación por desempleo, garantizando a la entidad bancaria el ingreso mensual de una determinada cantidad de dinero.

Ventajas

  • Al solicitar la cuenta nómina, los bancos suelen asociar una tarjeta de débito y otra de crédito de manera gratuita, es decir, sin comisiones de expedición ni mantenimiento.
  • Suelen ir acompañadas de otro tipo de ventajas como descuentos, promociones y una cierta rentabilidad de los ahorros.
  • Pueden permitir descubiertos en cuenta (lo que comúnmente se denomina números rojos) sin aplicar comisión.
  • Se genera una mayor confianza a la hora de solicitar cualquier otro producto de financiación, puesto que el banco tiene conocimiento del nivel de ingresos y la capacidad de devolución de su cliente.
  • Pueden tener unos menores costes, puesto que el banco de por sí obtiene rentabilidad al gestionar el saldo de la cuenta.

Desventajas

  • Solamente pueden acceder a ella las personas que disponen de una nómina o unos ingresos mensuales regulares mínimos y demostrables.
  • En muchas ocasiones, las ventajas que se ofrecen también van asociadas al salario percibido.

Cuentas de ahorro

¿Qué son las cuentas de ahorro?

Es un tipo de cuenta cuyo objetivo principal es básicamente el ahorro y no la realización de operaciones financieras corrientes.

En otras palabras, aun cuando los fondos se encuentran disponibles para el cliente (lo que se denomina “en liquidez”), este tiene como finalidad mantener a largo plazo un depósito de dinero, obteniendo un rendimiento por los intereses que genera.

Este tipo de cuentas, por su finalidad, se asemejan más a un depósito de fondos que a un producto de tesorería.

Existen un subtipo de cuentas de ahorro llamadas cuentas de alta rentabilidad, supercuentas o un nombre similar (dependiendo de la entidad bancaria). Estas cuentas tienen la capacidad de ofrecer unos rendimientos superiores por tus ahorros.

Ventajas

  • Los bancos no suelen pedir ningún requisito para la apertura de la cuenta de ahorro.
  • No aplican comisiones por abrirla ni por su mantenimiento.
  • El cliente obtiene una cierta remuneración por el saldo de la cuenta.
  • En cuanto las ventajas que ostentan con respecto a los depósitos bancarios a plazo:
  • Pueden retirarse los ahorros en cualquier momento y sin que exista penalización alguna.

Desventajas

  • No permiten realizar operaciones bancarias básicas como las de las cuentas corrientes. Es decir, no son operativas.
  • Tampoco tienen ninguna tarjeta de débito o crédito asociada.
  • Cuanto mayor sea el plazo de un depósito bancario, mayores serán los intereses a cobrar por el mismo. En este sentido, un depósito a la vista, como lo es este tipo de cuentas bancarias (en la que los fondos se encuentran en liquidez), normalmente tiene una retribución más baja que los depósitos a plazo.
  • Las retribuciones que percibe el titular suelen ser más elevadas durante un determinado período de tiempo (al inicio del contrato), para posteriormente bajar. Al final se convierte en una cantidad mínima a percibir.

Cuentas bancarias según la edad objetivo

Cuentas infantiles

Las cuentas para niños o infantiles son productos financieros diseñados para niños y adolescentes, hasta un rango de edad que oscila entre los 14 y los 18 años (según la entidad bancaria).

Este tipo de cuentas están orientadas a la captación de clientes desde la infancia, ofreciendo unas condiciones acordes a esta etapa financiera.

Su operativa suele ser bastante básica, limitada a ingresar y retirar dinero, pues el objetivo es más bien comenzar a constituir un ahorro. Suelen tener las siguientes ventajas:

  • Son productos sin comisiones.
  • Suelen ofrecer cierta rentabilidad.
  • Se pueden obtener descuentos y regalos destinados a los más pequeños.

Cuentas para jóvenes

Las cuentas para jóvenes están pensadas para adolescentes y adultos jóvenes, de hasta 30 o 35 años.

Son un segmento de la población que comienzan o maduran en su etapa laboral y que al banco le interesa fidelizar.

Por este motivo, las ventajas de estas cuentas están orientadas a sus necesidades financieras (al margen de descuentos y regalos específicos para ellos).

Este sector poblacional comienza a desarrollar una actividad financiera propia de los adultos.

Así pues, la operativa de este tipo de cuentas bancarias es bastante más amplia que la anterior:

  • Permiten vincular tarjetas de débito o de crédito, realizar transferencias y otras operaciones bancarias.
  • Pueden acceder a productos específicos para jóvenes como los préstamos para estudios.
  • No se paga comisiones por mantenimiento, ni a la hora de realizar ciertas operaciones comunes.
  • Descuentos en compras y ocio.
  • No suelen ofrecer remuneración y si lo hacen, es más bien baja, puesto que estas cuentas están diseñadas para que los jóvenes adquieran soltura en las finanzas personales.

Cuentas para pensionistas

Los pensionistas constituyen un sector de la población amplio, con unas características y necesidades financieras específicas.

Las cuentas para pensionistas son similares a las cuentas nómina en cuanto a que garantizan a la entidad bancaria ingresos regulares, pero con la peculiaridad de que lo que se domicilia es la pensión:

  • Su operativa es completa y no tienen comisiones.
  • Permiten asociar una tarjeta de débito o crédito.
  • Suelen tener la opción de adelantar el cobro de la pensión cuando el titular lo requiera.
  • Este tipo de cuentas bancarias (al igual que las cuentas nómina) suelen tener buenas condiciones a la hora de domiciliar recibos.

Cuentas bancarias para empresas y autónomos

Las operaciones financieras de un negocio son más espinosas que las personales, precisan de una mayor gestión de la tesorería y recurrir más a productos de financiación.

Por este motivo, existen cuentas bancarias orientadas exclusivamente a las empresas y a los autónomos.

Estas cuentas bancarias proporcionan una serie de ventajas para la gestión financiera del negocio, además de dar soporte a productos financieros enfocados a este colectivo:

Este tipo de cuentas ofrecen un servicio financiero más completo, así como productos orientados a la gestión de la contabilidad.

Además, cuentan con otras ventajas específicas por la realización de determinadas acciones que un particular no suele llevar a cabo a ese nivel: el uso del TPV, el ingreso mensual de una determinada cantidad, la domiciliación de recibos, asociación de una línea de crédito, descuento de efectos comerciales, etc.

Cada empresa (o trabajador autónomo) tiene unas necesidades financieras determinadas.

A la hora de contratar una cuenta bancaria, se negocian las condiciones en función de los productos y servicios necesarios que serán vinculados a la misma.

¿Qué comisiones son las más frecuentes en las cuentas bancarias?

Las comisiones representan un tipo de honorarios que obtiene la entidad bancaria por la realización de algún servicio.

Aunque existen ciertas limitaciones, cada banco es libre de aplicar las comisiones que considere oportunas en base a su política comercial. Todas las comisiones son negociables.

Además de aplicar un principio de proporcionalidad entre el servicio prestado y la cantidad cobrada.

Los requisitos imprescindibles, según la normativa vigente, para que las comisiones sean legítimas son:

  • Debe existir un servicio efectivo al cliente.
  • Dicho servicio debe ser solicitado y aceptado por el cliente.
  • El importe de las comisiones no puede exceder del máximo indicado en el folleto informativo que la entidad bancaria debe remitir al Banco de España.

En relación a las cuentas bancarias, los bancos pueden cobrar distintas comisiones. Las más frecuentes son las siguientes:

  • Comisión por mantenimiento: como su propio nombre indica, se trata de una comisión por mantener la cuenta abierta y funcionando con normalidad. Esta comisión también incluye el servicio de caja, que permite la retirada o el ingreso de efectivo, así como la emisión de determinados documentos (como los extractos). Este tipo de comisión, puede oscilar mucho de una entidad a otra; e incluso entre cuentas de una misma entidad.
  • Comisión por administración: todos aquellos servicios u operaciones adicionales que no se incluyen en la comisión por mantenimiento entrarían dentro de la comisión por administración (anotación en cuenta, domiciliación de recibos, etc.). La diferencia estriba en que la comisión de administración se aplica en función del uso que se haga de la cuenta bancaria. Esta comisión se sitúa entre los 0,18 euros y los 0,50 por apunte.
  • Comisión por transferencia: se trata de la cantidad que pueden cobrar los bancos por el envío de dinero de una cuenta a otra, y puede llegar a los 3€ si es un coste fijo o un porcentaje de la cantidad enviada. Hoy en día la mayoría de bancos han suprimido esta comisión dentro de la eurozona, o bien, limitan las transferencias sin comisión a un determinado número al mes. Una vez superado el número de transferencias “gratis”, se efectuaría el cargo de la comisión por este tipo de operaciones. Aun así, el sistema de pagos entre amigos, “Bizum”, impulsado por la mayoría de bancos, no aplica esta comisión.
  • Comisión por retiros de efectivo en cajeros automáticos: es la comisión que los bancos pueden cobrar al sacar efectivo de un cajero automático si se trata de una entidad o país distintos. Actualmente, tienen la limitación de que la comisión se cobrará únicamente a la entidad de pertenencia, no al titular, y ésta será la que la repercutirá en él o no. Se trata de una regulación que surgió en 2015, tras una situación de comisiones desmesuradas en los cajeros.
  • Comisión por ingreso de cheque: es una comisión similar a la de las transferencias, con la particularidad de que en este caso se cobra por el abono en cuenta de un cheque perteneciente a otra entidad distinta. El coste entre bancos es muy dispar.
  • Cuota anual por disposición, emisión o renovación de tarjeta: a pesar de que muchas cuentas incluyen de forma gratuita una tarjeta de débito, si se solicita una adicional o bien se trata de una tarjeta de crédito, suele conllevar una cuota anual que suele ser de 15 a 40 euros al año. Sin embargo, es posible evitar el pago de dicha cuota si se cumplen determinados requisitos (domiciliar una nómina, mantener determinada cantidad de dinero en la cuenta, etc.).
  • Comisión por descubierto: esta comisión es una de las más caras, pues solamente por el hecho de notificar de haber entrado en descubierto puede cobrar, así como por adelantar el dinero y por los días que dure esta situación. Esta comisión está sujeta a una limitación, para evitar abusos por parte del banco: la suma de la comisión por descubierto más el interés de demora no puede exceder una tasa anual equivalente (TAE) de 2,5 veces el interés legal del dinero (actualmente situado en el 3%).
  • Comisión por reclamación de posiciones deudoras: se trata de la comisión por el hecho de que el banco avise al cliente de que ha entrado en números rojos.

A pesar de todo, cada vez más los bancos ofrecen cuentas sin comisiones para captar a nuevos clientes, normalmente a cambio del cumplimiento de ciertos criterios no demasiado exigentes.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de abrir una cuenta bancaria?

Abrir una cuenta bancaria es un proceso sencillo que puede realizarse bien de forma presencial, bien por Internet.

De todos modos, antes de iniciar el proceso de apertura de una cuenta bancaria de cualquiera de las formas posibles, deben tenerse en cuenta aquellos elementos que la entidad bancaria requerirá.

Estos requisitos varían en función del tipo de cuenta que se vaya a abrir. Para abrir cualquiera de las cuentas que ofrece el banco, será imprescindible:

  • Por una parte, ser mayor de edad, o la autorización e identificación del tutor legal del menor cuando se trate de cuentas infantiles o para jóvenes, quienes se responsabilizará del uso de la cuenta.
  • Por otra parte, tener el DNI o tarjeta de residencia en regla, en el caso de ser extranjero, en este sentido, no está de más presentar una nómina o cualquier otro tipo de documentación relevante en el momento de la apertura.

En el caso de decidir abrir la cuenta de forma presencial, es importante la sucursal que se elija, ya que, en algunas entidades, ciertos trámites como el de cerrar la cuenta solamente es posible realizarlo en la misma sucursal en la que se abrió.

En el caso de hacerlo por internet, sencillamente se seguirán los pasos que se indiquen.

Normalmente se suele rellenar un formulario, responder a unas preguntas para determinar qué finalidad tiene la cuenta y enviar la documentación necesaria vía online (en algún formato digital soportado por la plataforma).

En ambos casos, ya sea de forma presencial o por internet, es fundamental leer con detenimiento el contrato, sobre todo, fijarse bien en las condiciones y posibles penalizaciones antes de firmarlo.

Se debe solventar cualquier tipo de duda (particularmente habrá que tener claras las comisiones de la cuenta).

¿Cómo se puede elegir la mejor cuenta bancaria?

No todos los bancos son iguales.

La mejor cuenta bancaria será aquella que mejor se adapte a las necesidades y condiciones del cliente, por lo tanto, este deberá analizar las diferentes ofertas y determinar cuál es la más adecuada, bien sea por sus propios medios o a través de un comparador.

Deberá tener presente, al menos, los siguientes aspectos:

  • El tipo de cuenta (nómina, sin nómina, de ahorro).
  • Las comisiones que cobra, cuánto y por qué concepto.
  • Las condiciones o requisitos que se deben cumplir.
  • Si la cuenta admite más de un titular y/o es posible autorizar a otras personas.
  • Los cajeros que permiten retirar efectivo sin comisión.
  • La rentabilidad, sobre todo, en el caso de cuentas de ahorro, aunque hay que tener en cuenta que esta remuneración suele variar con el paso del tiempo, y que puede limitarse a una cierta cantidad de dinero.
  • Las ventajas de las que podrá disfrutar.

¿Qué exigen los bancos a la hora de abrir una cuenta bancaria?

A la hora de abrir o mantener una cuenta, así como el mantenimiento de determinadas ventajas (rentabilidad, tarjeta de crédito o de débito gratuita, ausencia de comisiones, etc.), los bancos pueden requerir el cumplimiento de ciertas condiciones o exigencias al cliente.

Entre ellas se encuentran:

  • La domiciliación de una nómina mínima: para disfrutar de ciertas ventajas, algunas entidades requerirán que el salario que se domicilie sea superior a un mínimo.
  • La domiciliación de unos ingresos regulares: sobre todo en las cuentas sin nómina, se requiere que el cliente ingrese una cantidad mínima de dinero mensualmente o se mantenga un saldo determinado.
  • La domiciliación de recibos: es muy común en las cuentas nómina que exijan la domiciliación de un cierto número de facturas al mes o al trimestre.
  • Una determinada permanencia: sobre todo cuando ofrecen un regalo o premio a los clientes hay que tener en cuenta el tiempo de permanencia que se requiere, así como la penalización en el caso de que se decida cambiar de entidad antes de su vencimiento.