Préstamo Finzmo

Préstamo Finzmo

5.0
Valoración Credexia
Valoración realizada por Credexia
TAE 3,75% / Importe: 500€ - 10.000€
Ventajas
  • Tasa de aceptación del 93%
  • Oferta instantánea
  • Hasta 10.000 euros
  • Transferencia Inmediata
  • Proceso seguro y discreto
  • Información clara y concisa
Añadir al comparador
PRÉSTAMOS DE HASTA 10.000 EUROS
Fiesta Crédito

Fiesta Crédito

5.0
Valoración Credexia
Valoración realizada por Credexia
Importe: 100€ - 1.000€
Ventajas
  • 100% seguro
  • Datos encriptados
  • Sin letra pequeña
  • Intereses bajos
  • Hasta 1.000 euros
  • 3 meses para devolverlo
  • Amplia oferta de préstamos
  • 100% Online, sin papeleos
Añadir al comparador
PIDE TU PRÉSTAMO DE 1.000 EUROS
welp

Préstamo Welp

4.3
Valoración Credexia
Valoración realizada por Credexia
TAE 42,00% / TIN 35,00% / Importe: 100€ - 7.500€
Ventajas
  • Agilidad en la solicitud online
  • Hasta 7.500 euros a 48 meses
  • Respuesta en menos de 1 minuto
  • Respuesta inmediata con la aprobación del crédito
  • Transparencia
  • Sin papeleos
  • 100% Online
Añadir al comparador
Financiación de hasta 7.500 euros
Ver más

Guía para elegir el mini préstamo adecuado

Si necesitas financiación puntual de una forma rápida y ágil, los mini préstamos son los productos financieros más idóneos.

En esta guía descubrirás todo lo relativo a esta fuente de financiación.


Se les denomina mini préstamos a los préstamos con importes, y consiguientes plazos para su devolución, reducidos. Esta característica da lugar a que las entidades prestamistas puedan relajar sus políticas de riesgo, así como sus procesos de estudio para la concesión.

Por este motivo, pueden conseguirse de manera fácil y rápida. Suelen ser una solución para solventar imprevistos o faltas de liquidez puntuales. No obstante, sus intereses son más elevados que los préstamos personales corrientes (lógicamente, a mayor riesgo, mayor interés se exige).

En síntesis, los mini préstamos son préstamos de dinero con un acceso rápido, sencillo y flexible. Nos permiten obtener financiación para aquellos casos en los que tengamos que atender alguna obligación de pago (no muy elevada) de forma urgente.

No obstante, debes prestar atención a ciertos aspectos. Existe una leyenda negra en torno a los mini préstamos y vamos a desvelar la verdad. Pero, lo más importante es que vas a conocer bien estos productos y te será más efectiva su contratación si sigues leyendo.

¿Qué son los Mini Préstamos?

Son productos o fuentes de financiación, es decir, préstamos con unas connotaciones propias. También son conocidos como Mini Créditos, pero el término Mini Préstamos es más preciso (se trata de una operación financiera de préstamo, no de crédito). Otra denominación para este tipo de préstamos es “Micropréstamos”.

En realidad, son préstamos personales, aquellos en los que la única garantía que se ofrece es la personal del propio deudor (prestatario, solicitante, etc.).

Un préstamo se caracteriza por ser un contrato por el cual una parte, llamada prestamista, adelanta un dinero a otra, el prestatario, con la promesa de su devolución en los plazos y forma que se determine. El prestamista tiene derecho a cobrar un interés por adelantar ese dinero, así como es obligación del prestatario satisfacer la cantidad prestada más los intereses que puedan devengarse.

Este sería el esquema jurídico básico de los préstamos, que también se aplica a los mini préstamos.

Sin embargo, este tipo de préstamos personales tienen unas características propias que los convierten en un producto financiero claramente definido e independiente de otro tipo de préstamo: la cantidad a prestar no suele rebasar los 1.000 €.

Puede parecer un aspecto baladí, sin embargo, tal y como veremos a lo largo de esta guía comparativa, este factor determina el resto de condiciones y ofertas en cuanto a estos productos.

Los mini préstamos son préstamos personales de importes reducidos. Esta particularidad determina todo su funcionamiento.

¿Qué características especiales tienen los Mini Préstamos?

Pequeños importes en poco tiempo

Normalmente, los mini préstamos se conceden por importes que no superan los 1 000 € para clientes que cuentan con un historial previo (y previsiblemente bueno) con la entidad prestamista.

En el caso de clientes nuevos, aquellos que contratan por primera vez con dicha entidad, el importe no suele superar los 300 € (aunque existen excepciones).

Cómo se puede observar son préstamos pequeños, esto le confiere la facultad de ser rápidos. En otras palabras: son un producto financiero ágil y diseñado para ciertas ocasiones que trataremos en breve.

Tratándose de cantidades reducidas, el plazo de devolución suele ir en armonía y, como norma general, suele realizarse en una única liquidación a los 30 días siguientes a su concesión (en ocasiones, el plazo de devolución puede alargarse a los dos meses vista).

Esta nota diferenciadora, unida a su bajo importe (en contraste con otro tipo de operaciones de financiación) le confieren la particularidad de ser un producto en el cual:

  • Se reduce el riesgo en lo referente a la cuantía del préstamo y su plazo para la devolución. A menor importe prestado, menor será el impacto en caso de impago. Los tiempos de devolución tan rápidos también mitigan el riesgo.
  • Puede elevarse, por consiguiente, el llamado “riesgo de crédito”. Es decir, puede ofertarse a clientes con un nivel de solvencia y capacidad de pago menor que en el caso de los préstamos personales corrientes.

Por todo ello, el período para estudio de la solicitud del préstamo y la documentación a aportar se aminoran. Así pues, este tipo de préstamos pueden concederse a través de un proceso de solicitud muy sencillo (la mayoría de las ocasiones vía online) y rápido. La mayoría de entidades de crédito que operan los mini préstamos no tienen oficinas físicas. Este tipo de préstamos suele contratarse a distancia.

El proceso de solicitud y estudio para su aprobación es mucho más rápido. Además, como suelen contratarse a distancia, es más cómodo.

La solicitud de préstamo puede aprobarse o denegarse en cuestión de minutos (unos 15 aproximadamente). El dinero suele ingresarse en cuenta también en minutos si la entidad trabaja con nuestro banco (en caso contrario la transferencia de fondos podría tardar hasta dos días hábiles).

¿Significa esto que los Mini Préstamos no tienen verificación y se conceden a todo el mundo?

El hecho de que las exigencias para su concesión sean más laxas debido a que el riesgo es más bajo por los propios elementos reales del préstamo (cantidad prestada y plazo de devolución) no significa que estos productos sean concedidos de un modo irresponsable.

A pesar de que hay ofertas en el mercado en las que se admiten a clientes que tengan deudas pendientes e inscritos en un fichero de morosidad (ASNEF) no suelen ser las condiciones que reinan en el sector. En este aspecto entra en juego la política comercial de cada entidad prestataria, así como el nivel de riesgo que está dispuesta a asumir.

Por consiguiente, estamos en disposición de afirmar que existen mini préstamos a los cuales puedes acceder incluso si estás registrado en ASNEF. Sólo es cuestión de buscar entre las ofertas existentes en el mercado.

Los prestamistas especializados en mini préstamos son entidades que operan de acuerdo a la legalidad

En términos generales, la diferencia radica en que la verificación es menor, más sencilla y más rápida. El solicitante se ahorra mucho papeleo. Los requisitos también son menores: por ejemplo, no suelen exigir que se disponga de una nómina.

Te puede interesar: mejores préstamos personales sin domiciliar nómina.

En este sentido, los mini préstamos son criticados por entenderse que son productos dirigidos a personas desempleadas y más vulnerables (en términos económicos).

Es otra de las leyendas negras que pesa sobre estos productos financieros: los mini préstamos están disponibles para cualquier consumidor. Sólo es un producto financiero más.

Sin embargo, el hecho de tener unas facilidades mayores y más simplicidad en su contratación les convierten en prácticamente la única fuente que pueden disponer las personas con problemas financieros.

Los mini préstamos son un producto financiero tan transparente como cualquier otro

Si en algún momento, cualquier usuario tuviese un problema en la devolución de un mini préstamo, las entidades que actúan como prestamistas son conscientes de que debe prevalecer la vía de negociación para regularizar la situación (es decir, la vía extrajudicial) antes de proceder a la vía legal.

El cliente es informado en todo momento de las consecuencias que puede traer consigo un impago.

Todas las condiciones quedan reflejadas y plasmadas en un contrato. Las entidades adscritas a la Asociación Española de Micropréstamos (AEIMP) deben respetar el código de buenas prácticas y buscar siempre una solución negociada en caso de que el prestatario no pueda atender sus compromisos de pago. Es posible solicitar una prórroga.

Regulación de los mini préstamos

Pese a que las entidades financieras que conceden este tipo de préstamos no tienen la necesidad de contar con la oportuna licencia del Banco de España, la actividad financiera de crédito, cuando se trata de mini préstamos, está regulada en España por la Ley 22/2007, de 11 de julio, sobre la comercialización a distancia de servicios financieros destinados a los consumidores.

Además de ello, también se aplica la Ley 16/2011 sobre contratos de crédito al consumo, siempre y cuando la cantidad prestada supere los 200€.

Existe una normativa que regula la actividad de concesión de mini préstamos

Un ejemplo de cómo nos ampara la legislación cuando se contrata un mini préstamo sería el derecho, por ley, que tiene el usuario de desistir del contrato de préstamo en el plazo de 14 días tras su firma.

El prestatario sólo tiene que comunicar su intención al prestamista y reembolsar la cantidad prestada más los intereses que se hayan podido generar hasta la fecha de expiración (sin ningún tipo de penalización ni tener que abonar las cantidades totales).

¿Y qué ocurre con los intereses?

Mentiríamos si dijésemos que este tipo de préstamos no tiene un interés mayor que cuando se trata de un préstamo personal ordinario.

Efectivamente, el riesgo de crédito que asumen las entidades prestatarias de mini préstamos lo compensan con un mayor interés. De este modo, un posible impago se ve aminorado con los beneficios obtenidos en toda su cartera de préstamos.

Por poner un ejemplo, según AEIMP (Asociación Española de Micropréstamos) la media simple de mini préstamos concedidos por importe de 500 € y con un plazo de devolución a 30 días, tiene un coste de 94,83 € (datos de 2018).

En realidad, los mini préstamos tienen un interés efectivo superior al que podríamos encontrar en otras fuentes de financiación. No obstante, si se valora en relación con las alternativas disponibles y las características del propio producto financiero, no resultan ser tan gravosos.

El problema viene cuando estos préstamos, al ser tan sencilla su contratación, se vuelven una de las principales vías para solucionar problemas financieros. Es común ver cómo los consumidores financian deuda con otra deuda (incluso más costosa).

El resultado final es una pérdida de control sobre nuestras finanzas personales y, unida a un interés superior, puede provocar problemas mayores.

En breve analizaremos en qué ocasiones son convenientes los mini préstamos, para que puedas evitar estas situaciones en las que se puede entrar en una espiral de deuda.

Además del interés que debes pagar, los prestamistas tienen impuesto como requisito legal el anunciar la tasa de porcentaje anual equivalente (TAE). Esta fórmula te permitirá comparar las diferentes ofertas del mercado, a pesar de que el cálculo de la TAE no es tan exacto cuando se trata de préstamos a tan corto plazo (está diseñada para plazos superiores).

¿Qué es TIN y la TAE?

A la hora de buscar, comparar y negociar los intereses a pagar de un préstamo (sea del tipo que sea) con cualquier entidad financiera, se debe tener presentes las dos magnitudes en las cuales suelen estar expresados los intereses que nos cobrarán:

  • El Tipo de Interés Nominal (TIN): el TIN hace referencia al porcentaje de interés que se aplica al capital prestado, o la cantidad pendiente de devolución, en un cierto período de tiempo (puede ser anual, mensual, etc.). Es el interés efectivo que tendremos que abonar por disponer de ese préstamo.
  • La Tasa Anual Equivalente (TAE): la TAE es una fórmula que tiene en cuenta el TIN anual, la frecuencia de las liquidaciones y las posibles comisiones que pueda tener el préstamo. Es un indicador más amplio, trasladado a un plano anual para que pueda ser comparable. Es muy útil para que los consumidores puedan tener una visión más ajustada de la realidad (y puedan comparar ofertas).

¿Cuándo es oportuno solicitar un Mini Préstamo?

Los mini préstamos no son ni buenos ni malos.

Son simplemente un producto financiero a nuestra disposición. El consumo responsable y el control de nuestras finanzas personales son las claves para su contratación. Por este motivo, vamos a dar unos consejos sobre en qué situaciones son convenientes los mini préstamos y cuándo no:

  • No es buena idea financiar los gastos recurrentes con deuda a corto plazo. Los mini préstamos son productos de fácil acceso y es tentador acudir a ellos para pagar aquellos gastos corrientes. Esto provocará el pago de intereses innecesarios y una sobrecarga de deuda en nuestro balance personal, pudiendo llegar el momento en que se nos vaya de las manos si surge cualquier imprevisto. Los mini préstamos pueden ser una buena opción para un gasto puntual e inesperado, pero no como una fuente de financiación regular.
  • La urgencia también es un factor importante para valorar si tienes que recurrir a los mini préstamos u otras fuentes financieras. Al ser productos muy ágiles, son ideales para las situaciones en las que se requiere una respuesta económica inmediata. Si la finalidad del préstamo no es urgente existen otros productos financieros más indicados.
  • Nuestra capacidad de devolución es un factor que siempre debemos tener presente. Aunque las cantidades que se conceden en los mini préstamos son reducidas, es posible que ese importe represente un problema para devolverse en una única cuota y a los 30 días de su concesión (por tener otras cargas financieras, por imprevistos, etc.). Si no estamos completamente seguros de que podemos devolver el dinero en su debido tiempo, no es conveniente utilizar este producto financiero. Tener un control de nuestras finanzas, nuestros ingresos y gastos mensuales nos evitará sorpresas.
  • Se debe tener un conocimiento exacto de a cuánto asciende la cantidad total a pagar. En ocasiones el usuario está más atento al dinero que recibe que a lo que debe devolver y puede que este importe descuadre su presupuesto.
  • No saber las características y el funcionamiento de los mini préstamos supone el contratar un producto que podría resultar inadecuado para tus necesidades, incluso encontrar alguna sorpresa desagradable. Para ello, hemos elaborado la presente guía comparativa. Debes siempre buscar, comparar y, en su caso, negociar las ofertas financieras. Toda la información que precisas para desenvolverte por el mundo de las finanzas como un profesional la puedes encontrar en Credexia.

En definitiva, los mini préstamos están diseñados para: Solucionar pequeños imprevistos o necesidades puntuales de financiación, y solucionar los problemas financieros urgentes.

Y NO sirven para…

  • Soluciones de financiación a largo plazo, no se debe encadenar uno con otro y prolongar de manera el préstamo “sine díe”.
  • Solicitar en cualquier momento y para cualquier cosa, puesto que son muy cómodos y rápidos (online, sin desplazamientos y sin necesidad de hablar con un agente bancario).

Debemos pedirlos cuando verdaderamente sepamos que podemos devolverlos en tiempo y forma.

¿Cuáles son los requisitos para conseguir un Mini Préstamo?

Como has podido leer a lo largo de este artículo, los requisitos son mínimos y dependen de cada entidad prestamista. Sin embargo, groso modo, se puede decir que para contratar un mini préstamo debes tener:

  • Mayoría de edad: no se puede contratar si no se tiene plena capacidad de obrar. Algunas entidades amplían la edad hasta los 21 o 25 años.
  • Residir en España: no se conceden préstamos a personas que vivan fuera del país. Con una copia del DNI es suficiente para certificar nuestro país de residencia.
  • Tener capacidad de devolución: este quizá sea el requisito principal. Es lo que fundamentalmente preocupa a las entidades prestatarias. Aunque no se exija una nómina ni cualquier otro documento que acredite la percepción de ingresos recurrentes y periódicos que permitan la concesión del mini préstamo, no está demás demostrar que podemos devolver el importe.
  • Contar con un historial en la entidad: si hemos contratado algún mini préstamo previamente con una determinada entidad y la operación se ha desarrollado sin incidencias, el riesgo percibido por el prestatario disminuye considerablemente. Esto se traduce en que el prestamista puede conceder importes más elevados y menores tipos de interés, como parte de sus estrategias de fidelización de clientes.

Lo más importante para solicitar un mini préstamo es tener capacidad de poder devolverlo en el plazo convenido

¿Cómo contratar Mini Préstamos?

El proceso de contratación en sí mismo es rápido y sencillo. No obstante, no se deben descuidar las tareas previas de búsqueda y comparación.

Analizar bien el mini préstamo, sus condiciones, nuestros derechos y obligaciones es imprescindible para evitar problemas y contribuir a que la operación de préstamo se desarrolle como es debido. Todo esto se reflejará en nuestro historial con la entidad prestamista y nos será cada vez más fácil y barato conseguir mini préstamos.

Supongamos que ya has leído este artículo, conoces todo lo relativo a los mini préstamos y, tras darle una vuelta al mercado, has encontrado un prestamista con el cual te interesa contratar. En este punto, la contratación no te debería llevar más de 15 minutos.

Lo más natural es que el proceso sea totalmente online, a través del website de la entidad prestamista podrás acceder al formulario de solicitud.

Los análisis del cliente que suelen realizar las entidades que conceden mini préstamos están totalmente automatizados. Los resultados y la consiguiente aprobación (o denegación) de nuestra solicitud nos serán comunicados en cuestión de minutos.

Los pasos que tienes que seguir son los siguientes:

  1. Asegúrate de que el importe y el plazo de devolución sean los apropiados para tus necesidades y según tu capacidad de devolución. Tú mismo los introducirás en el formulario de solicitud.
  2. Suministrar nuestros datos básicos de contratación (nombre y apellidos, DNI, fecha de nacimiento, domicilio, teléfono móvil, etc.). Cerciorarse de que estos datos sean correctos y, en el caso de que la entidad prestamista nos tenga en su base de datos, estén actualizados.
  3. Esperar a que la entidad prestamista acabe la verificación y apruebe la concesión. Nuestro perfil financiero y nuestro historial tiene un papel fundamental en esta parte del proceso.
  4. Comprobar bien todas las condiciones. Esto se consigue leyendo bien el contrato que nos enviarán por correo electrónico antes de firmarlo. Deberemos aclarar cualquier aspecto que nos presente dudas con el prestamista antes de firmar.
  5. El contrato se firma de forma electrónica, a través de un código que la entidad prestamista nos enviará a nuestro teléfono móvil.
  6. Esperar a que el dinero sea depositado en nuestra cuenta. Esta operación puede tardar minutos o días (dependiendo de cuál sea nuestro banco). El prestamista procede a dar la orden de traspaso inmediatamente tras la firma del contrato.

NOTA: Para conseguir que nuestro dinero tarde en llegar lo menos posible, podemos preguntar al prestamista con qué entidades bancarias trabaja. Asegurarnos previamente de que nuestro banco está en la lista nos favorecerá para acceder a los mini préstamos de un modo más rápido.

¿Alguna duda más sobre los mini préstamos? Nuestra misión es ayudarte a encontrar el producto más adecuado para ti, y por eso nos encanta enseñar cómo buscar, comparar y decidir adecuadamente. Contáctanos sin compromiso y te asesoraremos personalmente.