Compara, decide y acierta en tus finanzas

Técnicas y recursos expertos para que puedas tomar las mejores decisiones financieras

Préstamos sin nómina y sin aval: ¿Qué debo tener en cuenta?

préstamos sin nómina

El mercado de préstamos es amplio, existe una gran cantidad de estos productos financieros (con muchos tipos de condiciones y connotaciones). Dentro de este mercado, existen entidades que conceden préstamos a aquellas personas que no tengan ingresos procedentes de una nómina ni dispongan de aval.

New Call-to-action

Hay ciertos colectivos en la población que su fuente de entradas de dinero no se basa en una nómina, pero sí disponen de otro tipo de ingresos periódicos y demostrables.

Dependiendo del nivel y estabilidad de los mismos, estas personas podrían acceder a financiación sin ningún aval o garantía. El problema viene dado cuando no se dispone de una nómina ni otro tipo de ingresos análogos. En esta situación o se accede a los minipréstamos o un aval se vuelve necesario (el riesgo para las entidades prestamistas es muy alto).

En este artículo veremos las claves para poder solicitar préstamos sin nómina y sin aval, sean cuales sean las características del solicitante.

¿Cómo es posible conseguir préstamos sin nómina y sin aval?

Los “préstamos sin nómina” son un producto financiero común, comercializado por todo tipo de entidades de crédito en la actualidad.

Estos préstamos tienen unas condiciones diferentes, puesto que la estabilidad de unos ingresos recurrentesprocedentes del trabajo por cuenta ajena, está considerada como más estable (aunque no se cobre, el trabajador tiene una serie de derechos y garantías para reclamar el pago de las nóminas).

Los préstamos sin nómina son un producto financiero comercializado por las entidades que conceden créditos

Sin embargo, existen más fuentes de ingresos (también periódicos) al margen de la nómina. La entidad prestamista, cuando lleva a cabo sus estudios de solvencia del solicitante, valora el alcance y seguridad de los mismos. En caso de que ambos parámetros sean suficientes para cubrir la cantidad y el plazo, puede aprobar un préstamo sin nómina y sin aval.

¿Cuáles son los colectivos más comunes que pueden solicitar los “préstamos sin nómina”?

Pensionistas

Los pensionistas pueden considerarse como personas con unos ingresos estables. Su única diferencia con los trabajadores por cuenta ajena es sólo el derecho a percibir una prestación del Estado, ya sea por jubilación o por cualquier otro tipo de contingencia, sin necesidad de ejercer una actividad laboral.

En síntesis, pueden demostrar capacidad de devolución. El pagador suele ser un organismo público de reconocida solvencia, lo cual supone un menor riesgo y pueden acceder a un préstamo sin nómina en muy buenas condiciones de contratación.

El único problema al que se pueden enfrentar es que su edad no sea compatible con el plazo del préstamo.

Los pensionistas pueden considerarse clientes con ingresos estables. Salvaguardando la edad del solicitante y la cantidad a la que asciende su pensión, no tienen muchos inconvenientes para solicitar préstamos sin nómina y sin aval

Puede darse el caso de que la entidad de crédito tenga un producto de financiación exclusivo para los pensionistas.

Trabajadores autónomos

Son otro de los segmentos poblacionales más comunes en los que se conceden los préstamos sin nómina. Este colectivo obtiene sus ingresos por una actividad comercial o profesional por cuenta propia y las cantidades mensuales no están garantizadas, lo cual les convierte en un prestatario más inestable.

No obstante, algunos trabajadores autónomos también tienen capacidad para conseguir un alto nivel de ingresos mensuales (incluso superior a los trabajadores por cuenta ajena). No tienen un límite. Pueden contar con muy buena solvencia.

préstamos sin nómina y sin aval

Normalmente, la entidad de crédito lleva un estudio sobre la capacidad de pago de los trabajadores autónomos solicitándoles las últimas declaraciones de IRPF.

En este aspecto, cabe la pena distinguir si el préstamo que solicitan lo hacen a título personal o para el desarrollo de su negocio. En el primer caso, pueden conseguir un préstamo sin nómina y sin aval, si demuestran que tienen ingresos recurrentes para devolverlo. En el segundo caso, existen préstamos específicos para estos fines.

La entidad de crédito puede aplicar unas condiciones de préstamo distintas, debido al riesgo de perder el nivel de facturación que tienen y, por ende, sufrir una drástica reducción de su fuente de ingresos.

Existe un mercado de productos de financiación específicos para los trabajadores autónomos

Desempleados

Los desempleados también obtienen dinero del Estado, con la particularidad de que es una prestación limitada en el tiempo. Por este motivo, los préstamos sin nómina pueden ser concedidos, pero las cantidades y los plazos serán más reducidos.

Pudiera ser que la entidad exigiese un aval o una garantía extraordinaria. A pesar de que cuentan con pagos periódicos de un organismo solvente, la estabilidad financiera de este colectivo está más comprometida. No se tiene la certeza de que puedan obtener ingresos de ningún tipo cuando acabe su prestación por desempleo.

¿Y en los demás casos, puedo pedir un préstamo sin nómina?

Es verdaderamente difícil que una entidad de crédito ofrezca financiación a un solicitante que no cuente con capacidad de devolución.

A pesar de que el estudio que se lleva a cabo por el departamento de riesgos es individual, puesto que cada solicitud es diferente (la situación personal, el nivel de ingresos, el importe del préstamo, el plazo, etc.), si no se cuenta con una nómina y no se pertenece a alguno de los colectivos poblacionales anteriormente citados, será muy probable que el préstamo sea denegado directamente o se exija aportar un aval para su concesión.

Incluso cuando se trata de un préstamo nómina, si el prestamista considera que la cantidad o el plazo no están en armonía con nuestros ingresos demostrables, no se tiene la suficiente antigüedad en el trabajo o el contrato es temporal, es posible que se deba aportar una garantía extraordinaria.

En definitiva, solicitar un préstamo sin nómina y sin aval es una tarea dificultosa, a no ser que se acuda a un prestamista que ofrezca este tipo de financiación (con unas condiciones más gravosas) o se trate de minipréstamos.

Los minipréstamos pueden ser una solución para solicitar un préstamo sin nómina y sin aval

En el supuesto de los minipréstamos, son tan reducidas las cantidades y el plazo de devolución de estos productos financieros que la propia entidad no suele solicitar ni nómina ni aval para concederlos.

New Call-to-action

Sobre el autor

Credexia

Credexia surge como solución a la poca disponibilidad y complejidad de la información que había para tomar una decisión tan importante como la de contratar un producto financiero. De aquí nació nuestro propósito: ofrecer una información totalmente transparente y entendedora para nuestros clientes, consiguiendo así identificar las mejores opciones para su financiación a través de nuestras herramientas, análisis y comparación de productos financieros, mejorar sus conocimientos financieros y emanciparles para tomar el control de sus finanzas.

Comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.