Compara, decide y acierta en tus finanzas

Técnicas y recursos expertos para que puedas tomar las mejores decisiones financieras

Ratio de tesorería: ¿qué es y cómo se interpreta?

ratio de tesorería

Entre las herramientas que tiene una empresa para conocer y analizar su situación financiera se encuentran los ratios. Con ellos, la empresa puede saber si está bien gestionada, si puede realizar nuevos proyectos y si se han tomado las mejores decisiones. El ratio de tesorería es uno de estos indicadores, con el que se puede saber la capacidad de pago de una empresa. En este post te contamos todo lo que debes saber sobre este indicador.

¿Qué es el ratio de tesorería?

Para comprender qué es el ratio de tesorería es importante tener claros los siguientes conceptos:

  • Tesorería. Es el dinero líquido que tiene la empresa para cumplir con los pagos más cercanos. El efectivo del que dispone y el dinero en cuenta.
  • Solvencia. Es la capacidad que tiene la empresa para cubrir sus deudas a cualquier plazo, con todo el patrimonio disponible.
  • Ratio. Es la relación entre dos magnitudes, y se utiliza para tener en cuenta la proporción que representa una magnitud con respecto a la otra.

Así, el ratio de tesorería mide la capacidad de la empresa para atender sus pagos a corto plazo. Conociendo el ratio de tesorería se pueden detectar los problemas que pueda tener una empresa para hacer frente a sus pagos, y planificar de una manera óptima cómo hacerles frente. En definitiva, el ratio de tesorería muestra el nivel de fortaleza de la empresa para afrontar los pagos más cercanos.

El ratio de tesorería y el de solvencia son los indicadores más importantes para mostrar la capacidad de una empresa para pagar sus deudas.

¿Cómo se calcula el ratio de tesorería?

El ratio de tesorería se calcula enfrentado dos magnitudes, una de las cuales tiene en cuenta dos datos, los activos realizables y los activos disponibles, y se enfrenta al pasivo corriente.

Ratio de Tesorería= (Realizable + Disponible) / Pasivo Corriente

  • Activos realizables. Son los bienes y derechos que una empresa puede transformar en dinero de manera rápida, así como los saldos deudores, clientes e inversiones a corto plazo.
  • Activos realizables. Es el dinero que tiene la empresa en cajas, cuentas corrientes, etc. La liquidez de la empresa.
  • Pasivo corriente. Son las deudas y obligaciones que vencen a corto plazo.

¿Cómo se interpreta el resultado?

Ahora que ya sabes cómo se calcula el ratio de tesorería y qué valores entran en juego, puede que te preguntes “¿qué sucede con el resultado?” ¿Cómo se sabe si el ratio de tesorería está en valores positivos para la empresa, o no?

La respuesta es sencilla:

  • Si el ratio de tesorería es inferior a 0,3, la situación es tan delicada que deben tomarse acciones urgentes, como por ejemplo:
    • Alargar pagos a un plazo mayor.
    • Acortar plazos para realizar cobros pendientes.
    • Transformar activos menos líquidos en efectivo.
      Renegociar con proveedores condiciones de devolución de los pasivos más cercanos.
  • Con un ratio de tesorería mayor de 0,3 pero inferior a 1, la empresa puede tener problemas financieros a corto plazo, ya que corre el riesgo de incurrir en algún impago, si no se toman medidas.
  • Si el ratio de tesorería es superior a 1, los activos que tiene la empresa son mayores que las deudas a corto plazo, por lo que la salud financiera de la empresa es buena. Por ejemplo, un ratio de tesorería de 1,95 significa que la empresa tiene 1,95€ en dinero y bienes, por cada euro que debe a corto plazo.
  • Valores de ratio de tesorería cercanos a 2, muy buenos para la empresa, significan que hay un exceso de activos líquidos ociosos, lo que perjudica a la rentabilidad de la empresa. Por lo que en este caso también se debería tomar alguna medida, para que estos activos produzcan rentabilidad y no estén parados.

Como has visto, el ratio de tesorería es un valor muy importante para valorar la situación de una empresa a corto plazo. Conocer la solvencia de la empresa es clave para la toma de decisiones. También es recomendable no utilizarlo de manera estática, sino comparar el ratio de tesorería actual con uno anterior, tras una toma de decisiones, para saber si dichas decisiones han sido acertadas o no.

Sobre el autor

Credexia

Credexia surge como solución a la poca disponibilidad y complejidad de la información que había para tomar una decisión tan importante como la de contratar un producto financiero.

Comentarios

Responsable del fichero: CREDEXIA MARKETING S.L.U . Finalidad: almacenamiento de su mensaje para poderle prestar nuestro servicio de asesoramiento y recomendación de productos financieros. Legitimación: consentimiento. Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Puede consultar información adicional y detallada en nuestra política de privacidad

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.