Compara, decide y acierta en tus finanzas

Técnicas y recursos expertos para que puedas tomar las mejores decisiones financieras

Tengo que pagar a Hacienda y no tengo dinero ¿qué hago?

tengo que pagar a Hacienda y no tengo dinero

Es probable que estas situaciones te resulten familiares: este mes has tenido que reparar tu coche, la hipoteca ha subido, tus hijos han necesitado ir al dentista y, cuando parece que todo se ha solucionado, te llama tu asesor y te dice que la declaración de IVA o IRPF sale a pagar. En este post Tengo que pagar a Hacienda y no tengo dinero ¿qué hago?” te contamos las opciones que existen en estos casos. 

New Call-to-action

Cuando nos encontramos en una situación en la que tenemos dificultades para hacer frente al pago de impuestos surgen miles de dudas como: ¿puedo pagar en varias veces o atrasar el pago?, ¿me cobrarán intereses?, ¿qué otras alternativas tengo?

A continuación, resolvemos todas tus dudas. 

Si tengo que pagar a Hacienda y no tengo dinero ¿qué opciones existen?

Para poder hacer frente al pago de los impuestos si en ese momento no tienes liquidez, puedes optar por alguna de las siguientes alternativas: 

  • Solicitar el fraccionamiento de pago. El fraccionamiento supone pagar en dos veces un impuesto. Por lo general, se paga en dos plazos, en el primero se suele pagar un 60% y en el segundo el restante 40%. En este caso no se tendrán que abonar intereses. En el supuesto de la declaración de la renta, por ejemplo, puedes elegir el fraccionamiento de pago en dos plazos en la casilla que lo indica e incluir el número de cuenta bancaria donde se realizará la domiciliación del segundo pago. Es importante estar atento a que cuando llegue el vencimiento del segundo pago, haya dinero en la cuenta para hacer frente a ese pago. Si no cumples con el pago, la Agencia Tributaria podrá iniciar un procedimiento de apremio que podría significar que te embarguen bienes y que te apliquen un importante recargo. 
  • Pedir un aplazamiento de pago. En este caso se solicita que se retrase el plazo de pago, pero para poder pedirlo es necesario que justifiques ante la Agencia Tributaria los motivos por los que no puedes pagar. Además de la cantidad a pagar, si te conceden el aplazamiento, deberás abonar intereses. Al igual que en el supuesto del fraccionamiento, si no cumples con el pago, se iniciará un procedimiento de apremio con posibilidad de embargos y recargos. 
  • Acudir a un banco y solicitar un préstamo. Si te decides por esta opción, es importante que valores las ofertas de varios bancos y que analices a fondo las condiciones de cada entidad: plazos de pago, comisiones de apertura o de estudio, intereses, etc. 

En cualquier caso, es fundamental que pagues siempre tus impuestos a Hacienda, que lo hagas a tiempo y que te anticipes si crees que vas a tener problemas de liquidez, ya que en caso de impago o de retraso en el pago, podrían imponer sanciones y recargos. 

En Credexia estaremos encantados de aconsejarte si necesitas pedir un préstamo para pagar tus impuestos. Nuestro equipo profesional está respaldado por una experiencia y un conocimiento impecables. Seguro que podemos ayudarte a encontrar la mejor oferta.

No dudes en contactarnos y empezaremos juntos desde el primer momento. ¡Nosotros nos encargamos de buscar, comparar y encontrar la mejor opción!

New Call-to-action

Sobre el autor

Credexia

Credexia surge como solución a la poca disponibilidad y complejidad de la información que había para tomar una decisión tan importante como la de contratar un producto financiero.

Comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.