Compara, decide y acierta en tus finanzas

Técnicas y recursos expertos para que puedas tomar las mejores decisiones financieras

Bienes pignorados: ¿Qué son y para qué sirven?

bienes pignorados

Cuando una persona o entidad presta dinero a otra persona o empresa, suele solicitar una garantía para asegurarse de que le devolverá el préstamo. En las hipotecas, por ejemplo, la garantía es la casa que es objeto de hipoteca, ya que si no se pagan las cuotas, el banco ejecutará la hipoteca y subastará el bien para cubrir la deuda. En el post de hoy te vamos a hablar de otro tipo de garantía, la prenda, para que sepas qué y para qué sirven los bienes pignorados. 

¿Qué son los bienes pignorados?

Los bienes pignorados son aquellos que se dejan en prenda para garantizar el pago de una deuda. 

Por ejemplo, puede ocurrir que una persona quiera comprarse un coche y solicite un préstamo al banco, si no ofrece una garantía suficiente, puede que el banco pida una garantía adicional que puede ser la prenda del vehículo. Esto quiere decir que hasta que el préstamo no se haya pagado el vehículo será propiedad de la persona que lo compra con el préstamo, pero estará en posesión del banco. 

Pueden ser bienes pignorados también inmuebles, acciones, joyas, cuadros etc. 

Elementos a considerar en la prenda de bienes

Cuando se realiza una prenda de un bien deben considerarse los siguientes aspectos: 

  • Los bienes pignorados que se dejan en prenda deben ser reales y tangibles, por ejemplo, un coche, una joya, una casa, un local comercial o un cuadro. 
  • Se produce un desplazamiento de la posesión, aunque la propiedad sigue perteneciendo al dueño del bien. 
  • Los bienes pignorados pueden servir de garantía para muchos tipos de contratos como el contrato de préstamo (para comprar un vehículo o crear una empresa, por ejemplo) o el de construcción de un inmueble, entre otros.
  • Si se produce un incumplimiento de la obligación de la persona que ha dado el bien la prenda, quien haya recibido ese bien podrá apropiarse del mismo. 

Como consecuencia de lo anterior, el gran inconveniente de la pignoración es que el bien pasa a las manos del prestamista hasta que se pague el crédito, de manera que quien deja el bien en prenda no puede hacer uso de él. Otro problema derivado de los bienes pignorados es que se corre el riesgo de perderlos en el caso en que no se pague el dinero prestado. 

¿Qué ocurre con los bienes pignorados si no se paga la deuda?

Si, por ejemplo, una persona pignora una joya para garantizar un préstamo e incumple las cuotas del préstamo, el prestamista podría apropiarse de la joya y venderla en subasta pública para recuperar el dinero prestado. Si, por el contrario, las cuotas del préstamo se pagan puntualmente, la persona recuperará la joya. 

Tal y como has visto los bienes pignorados son bienes que garantizan el pago de un préstamo, pero hay que ser precavidos, ya que se podrían llegar a perder esos bienes.  Si quieres saber más sobre cómo gestionar tus finanzas y ahorrar, contacta con nosotros. En Credexia estaremos encantados de orientarte. Nuestro equipo profesional está respaldado por una experiencia y un conocimiento impecables. Seguro que podemos ayudarte.

No dudes en contactarnos y empezaremos juntos desde el primer momento. ¡Nosotros nos encargamos de asesorarte!

Sobre el autor

Credexia

Credexia surge como solución a la poca disponibilidad y complejidad de la información que había para tomar una decisión tan importante como la de contratar un producto financiero.

Comentarios

Responsable del fichero: CREDEXIA MARKETING S.L.U . Finalidad: almacenamiento de su mensaje para poderle prestar nuestro servicio de asesoramiento y recomendación de productos financieros. Legitimación: consentimiento. Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Puede consultar información adicional y detallada en nuestra política de privacidad

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.