Compara, decide y acierta en tus finanzas

Técnicas y recursos expertos para que puedas tomar las mejores decisiones financieras

Deducción de hipoteca: ¿es posible?

deduccion de hipoteca

¿Te vas a comprar una vivienda y quieres saber si te puedes aplicar la deducción de hipoteca? En este post te contamos en qué consiste y cuándo se aplica la deducción de hipoteca

New Call-to-action

Muchas personas necesitan financiar la compra de su vivienda y, para ello, solicitan una hipoteca. Durante algún tiempo, para incentivar la compra, ha existido la deducción de hipoteca que significaba la reducción de la carga impositiva en la declaración de la renta. Pero, desde enero de 2013 la deducción de hipoteca ya no existe, por lo que la podrás aplicar solo si la has comprado antes. 

¿Qué es la deducción de hipoteca? 

La desgravación o deducción de hipoteca supone aplicar un importe (lo que se haya pagado por la hipoteca de la vivienda durante un año con un máximo, entre otros conceptos), para reducir los ingresos que declaremos en el IRPF. 

¿Qué importe tiene la deducción de hipoteca?

El porcentaje de la deducción de hipoteca es del 15%, 7,5% corresponde al tramo estatal y 7,5% al tramo autonómico si la comunidad autónoma no ha regulado nada diferente. La base máxima de deducción son 9.040 euros anuales. 

En la deducción de hipoteca se incluyen: 

  • Las cantidades que se hayan pagado por la adquisición o rehabilitación de la vivienda. 
  • Los gastos que hayan sido por cuenta del comprador. 
  • La amortización, los intereses y los costes de la hipoteca. 

¿En qué casos se aplica la deducción de hipoteca?

La deducción de hipoteca solo se puede aplicar en casos de adquisición, construcción o realización de obras de ampliación o rehabilitación de vivienda habitual o realización de obras de adecuación de la vivienda habitual de personas con discapacidad, que se hayan iniciado antes del 1 de enero de 2013. 

¿Qué se considera vivienda habitual?

Tal y como hemos visto, para que se pueda aplicar la deducción de hipoteca además de haber comprado o hecho obras antes del 1 de enero de 2013, es necesario que se trate de una vivienda habitual. 

Desde un punto de vista fiscal, para que una vivienda sea considerada vivienda habitual, es necesario que: 

  • Sea la residencia del contribuyente durante un plazo continuado de 3 años. 
  • Sea habitada por el contribuyente de forma efectiva y permanente. 

¿Qué puedes hacer si no te puedes aplicar la deducción de hipoteca?

Si has comprado tu vivienda a partir del 1 de enero de 2013 y quieres aplicar deducciones en tu declaración de la renta para reducir un resultado a pagar, puedes aportar dinero a un plan de pensiones, por ejemplo. De esa forma favorecer la pensión que recibas tras tu jubilación y reducirás los impuestos a pagar. 

En el supuesto en que quieras aplicarte la deducción de hipoteca y no sepas si te corresponde o no, llámanos, en Credexia estaremos encantados de aconsejarte. Nuestro equipo profesional está respaldado por una experiencia y un conocimiento impecables. Seguro que podemos ayudarte.

No dudes en contactarnos y empezaremos juntos desde el primer momento. ¡Nosotros nos encargamos de asesorarte!

New Call-to-action

Sobre el autor

Credexia

Credexia surge como solución a la poca disponibilidad y complejidad de la información que había para tomar una decisión tan importante como la de contratar un producto financiero.

Comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.