Compara, decide y acierta en tus finanzas

Técnicas y recursos expertos para que puedas tomar las mejores decisiones financieras

¿Qué son los pasivos financieros?

pasivos financieros

¿Quieres saberlo todo sobre los activos financieros? En este artículo te contamos qué son los pasivos financieros dándote ejemplos prácticos que puedes encontrarte en tu vida cotidiana para entenderlos mejor. 

Pasivos financieros: ¿qué son?

Entendemos un pasivo financiero como toda obligación, deuda o compromiso de pago en un plazo determinado exigible, ya sea a corto, medio o largo plazo. 

Se consideran pasivos financieros los siguientes:

  • Obligación por contrato de entregar efectivo o cualquier activo financiero. 
  • Obligación por contrato de intercambiar un activo o pasivo financiero en condiciones previsiblemente desfavorables para nosotros es decir, en caso que disminuyan su precio y provoquen una pérdida. 
  • Obligaciones que exijan el rescate de unas cantidades o una distribución de beneficios por su parte. 

Por otro lado, no se consideran pasivos financieros:

  • Contratos que obliguen a entregar bienes, derechos o prestación de algún servicio. 
  • Deudas contraídas con la administración pública. 

Ejemplos de pasivos financieros

Para poder entender todos estos conceptos, a continuación expondremos ejemplos cotidianos o que hemos escuchado alguna vez a lo largo de nuestras vidas. 

Un ejemplo muy claro de pasivo financiero es un préstamo o un crédito a un banco o cualquier otra entidad. En el momento en el cual la institución te lo concede y firmas el contrato, estás automáticamente adquiriendo una deuda, ya que tarde o temprano tendrás que devolver el dinero. 

Otro pasivo sería un gasto que llevas a cabo por una operación comercial, como puede darse cuando tienes un negocio y compras los productos necesarios para desempeñar tu actividad profesional a proveedores, ya que deberás pagarles en el tiempo establecido en el contrato. 

Por último, aunque pueda resultar curioso, los bancos pese a tener grandes activos, hay que recordar que también tienen pasivos. El dinero que los clientes tienen depositado en sus cuentas son recursos que ellos mismos utilizan para dar crédito, pero estarán obligados  a devolverlo a su dueño, tarde o temprano.

Entonces, ¿es negativo tener pasivos financieros?

Tener pasivos no es malo de por sí, aunque depende de quién los tenga y en qué circunstancias.

En caso de un banco, los pasivos incluso le son necesarios, ya que le permiten tener recursos para dar préstamos con cierta tasa de interés a sus clientes, lo cual le aporta ingresos y ganancias. 

Lo mismo ocurre con una persona que tenga un negocio, ya que una vez venda sus productos tendrá el dinero suficiente para pagar a los proveedores y quedarse con el ingreso extra. 

En caso de ser un particular, la situación ya es distinta. No es que tener deudas sea algo malo, ya que a veces puedes necesitar un impulso económico para empezar un negocio o mejorar tu calidad de vida, como hacer reformas en tu casa. Lo importante es que siempre intentes que tus pasivos no superen a tus activos.

Así pues, cuando adquieras una deuda asegúrate de hacerlo solamente si tienes la certeza de que podrás pagarla en su totalidad, ya que si dejas de hacerlo tu historial se verá afectado y puedes tener consecuencias tan graves como un embargo. 

Si te encuentras en una situación en la que necesitas pedir un préstamo, contacta con nosotros. Nuestro equipo de profesionales te asesorará en todo lo necesario para encontrar una opción que se adapte a tus necesidades y no comprometa tu bienestar financiero. 

Sobre el autor

Credexia

Credexia surge como solución a la poca disponibilidad y complejidad de la información que había para tomar una decisión tan importante como la de contratar un producto financiero.

Comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.