Compara, decide y acierta en tus finanzas

Técnicas y recursos expertos para que puedas tomar las mejores decisiones financieras

Reformar casa vieja uno mismo: ¿Cómo hacerlo sin arruinarse?

reformar casa vieja uno mismo

Reformar una casa vieja uno mismo es una de las tareas que más en auge está actualmente. Ya sea para hacer negocio, comprar una casa a bajo coste, reformarla y venderla o hacer realidad la casa de tus sueños… El caso es que comprar una casa vieja y reformarla es muy habitual. ¿Quién no ha visto algún programa en la televisión sobre este tema, y luego se ha imaginado llevando el plan a cabo? Deja de soñar: vamos a darte unos consejos para que este plan no sea tu ruina.

New Call-to-action

La clave: calcular el presupuesto

El primer punto para empezar a reformar una casa vieja uno mismo es hacer una revisión exhaustiva de la casa, tanto por fuera como por dentro. Es importante saber en qué estado se encuentra y qué problemas puedes encontrar a la hora de reformar. Saber si hay problemas estructurales, si hay humedades, moho, plagas, problemas con la instalación eléctrica o de agua… Son detalles que pueden encarecer la obra.

También es importante saber si vas a tocar algo de la fachada, o si la vas a dejar tal y como está. Es muy recomendable que te apoyes en un profesional para realizar un chequeo en condiciones.

Gastos que debes tener en cuenta

Una vez sabes qué problemas hay en la casa, debes pensar qué es lo que buscas para tu futuro hogar: qué acabados y de qué calidad, la división de la casa… Hay algunos gastos que debes tener en cuenta aunque reformes la casa tú mismo:

  • Tirar o levantar tabiques es lo que más va a engrosar el presupuesto, junto con las tareas de reparación que hayas localizado en la fase de revisión.
  • En la renovación de la cocina o el baño cuenta que unos 1.000€ serán para bajar y desechar las runas.
  • En la cocina cuenta con 4 grandes presupuestos: mano de obra, revestimientos, muebles y electrodomésticos.
  • Cuenta con los impuestos, licencias para la obra, mano de obra… Recuerda que puedes buscar si existe alguna subvención para rehabilitar casas vacías o hacer mejoras en el hogar, como por ejemplo instalar energías renovables.

Para guiarte sobre cuál es el mejor precio, una buena opción es que acudas a varias empresas del sector a pedir presupuesto en base a todo lo dicho anteriormente. El precio final dependerá del estado de la casa y de lo que quieras hacer. Puede oscilar entre los 20.000€ y los 60.000€ para una casa de 100m2.

Consejos para reformar una casa vieja uno mismo

  • El baño y la cocina suelen ser las dos primeras estancias a reformar. Podríamos decir que van a parte, ya que el suelo, las paredes y el mobiliario acostumbran a ser diferentes al resto de la casa. Eso sí, a veces la cocina puede ser similar a otra estancia, sobre todo si has pensado en un concepto abierto, uniendo salón y cocina.
  • El siguiente paso suele ser el suelo, las puertas y las ventanas:
    • El suelo debe estar hecho antes de amueblar.
    • Las puertas puedes remodelarlas o cambiarlas, eso depende de lo que hayas elegido.
    • En cuanto a las ventanas, tratándose de reformar una casa vieja uno mismo, lo más probable es que las tengas que cambiar por unas que aíslen mejor.
  • El último paso sería pintar o empapelar las paredes, depende de tu elección. Este paso se deja para el final ya que, con las obras, las paredes pueden sufrir algún desperfecto, y con el trabajo de masilla y pintura, se arregla. Después ya solo falta amueblar y decorar.
  • Combinar elementos modernos y antiguos es una práctica muy de moda. Dejar una pared de ladrillo al aire, conservar y restaurar elementos como las vigas de madera de una casa antigua… son detalles que dan una atmósfera diferente a la casa y, según cómo, pueden hacerte ahorrar.
  • Al igual que con la estructura, también puedes aprovechar los muebles antiguos y darles una segunda vida restaurándolos. ¡Otro ahorro más!
  • Los espacios abiertos dan mucha amplitud y luz a la casa, además de hacer lucir más la reforma.

Reformar una casa vieja uno mismo puede ser una tarea muy gratificante siempre y cuando el resultado se acerque a lo pensado. Puede ser un trabajo difícil pero el resultado puede ser brillante. ¡No hace falta una casa nueva para tener una casa moderna! Si necesitas más información sobre cómo conseguir la casa de tus sueños sin arruinarte, contacta con nuestro equipo de profesionales y te informaremos de las opciones de financiación que mejor se adaptan a ti.

New Call-to-action

Sobre el autor

Credexia

Credexia surge como solución a la poca disponibilidad y complejidad de la información que había para tomar una decisión tan importante como la de contratar un producto financiero. De aquí nació nuestro propósito: ofrecer una información totalmente transparente y entendedora para nuestros clientes, consiguiendo así identificar las mejores opciones para su financiación a través de nuestras herramientas, análisis y comparación de productos financieros, mejorar sus conocimientos financieros y emanciparles para tomar el control de sus finanzas.

Comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.