Cómo aumentar tus ahorros con un depósito bancario

contrato deposito bancario

¿Te preocupan tus ahorros y buscas un sitio seguro donde guardarlos?. Los depósitos bancarios son productos financieros que se inventaron con el fin, no solo de guardar, sino también de hacer crecer los ahorros de las personas.

Aunque se trate de un producto de inversión y a priori pueda asustarnos un poco, si analizamos bien las condiciones de un contrato de depósito bancario, podemos aumentar nuestros ahorros paulatinamente con poco riesgo.

Por eso, vamos a hablarte de los requisitos para contratar un depósito bancario y cómo conseguir las mejores condiciones para obtener la máxima rentabilidad por guardar tus ahorros en un lugar seguro.

Te puede interesar: ventajas e inconvenientes de los depósitos bancarios

Requisitos para contratar un depósito bancario

En el mercado financiero existen varios productos de ahorro como los fondos y los depósitos de inversión. Ambos están diseñados para beneficiar al ahorrado con el crecimiento de su dinero. Este crecimiento dependerá de un tipo de interés que explicaremos más adelante.

Sin embargo, los depósitos bancarios son el producto estrella de los ahorradores conservadores. La principal razón es por la seguridad que les caracteriza y porque cuentan con el respaldo del Fondo de Garantía de Depósitos.

Para poder conseguir el contrato de un depósito bancario lo mejor es que recurras a tu banco de confianza, donde tienes tu cuenta corriente, hipoteca etc. Esto se debe a que los bancos suelen ofrecer unas mejores condiciones a sus clientes tradicionales.

Si aún no eres cliente de ningún banco, no te preocupes, también puedes abrir un depósito bancario. Recuerda que si tienes una cuenta bancaria con tu misma entidad, generalmente tendrás más poder de negociación en las condiciones.

Todo dependerá de la entidad que elijas para contratar un depósito bancario. Te recomendamos que consultes los requisitos en cada caso. Aunque por norma general suelen ser parecidos:

  1. Ser mayor de edad
  2. Disponer de un documento de identidad, DNI o NIE
  3. Adjuntar documentos que demuestren nuestros ingresos recurrentes: extractos bancarios, nóminas etc.

En qué debemos fijarnos para conseguir un buen depósito bancario

En el contrato de un depósito bancario se especifican todas las condiciones que debemos cumplir nosotros como ahorradores y el banco, que es quien se va a beneficiar de que le prestemos nuestro dinero.

En esta situación, nosotros somos los que vamos a recibir unos intereses por guardar nuestro dinero en el banco a cambio de no poder tocarlo hasta que venza el plazo establecido. Por eso es tan importante saber qué partes debemos negociar a nuestro favor.

Definir el tipo de depósito

Los tipos de intereses de los depósitos bancarios son lo que definen las variantes que existen de este producto de inversión.

Las principales opciones que tenemos son:

  1. Depósitos estructurados: en este caso los intereses de nuestro contrato de depósito bancario dependen de un índice bursátil, por lo que se puede conseguir una rentabilidad muy elevada, pero también no conseguir ninguna, aunque nunca perderemos dinero.
  2. Depósitos a plazo fijo: con está opción el tipo de interés del que dependerá nuestra rentabilidad siempre será la misma, y podremos negociar con el banco un índice rentable a nuestro favor.
  3. Depósitos combinados: son un punto intermedio. Por un lado el cliente recibe una remuneración fija que puede verse mejorada gracias al índice bursátil.

Escoge la liquidación de los intereses

Para conseguir aumentar tus ahorros con un depósito bancario, tienes que tener muy claro que esto dependerá únicamente de los intereses. Por tanto, es uno de los factores más importantes en los que debemos de fijarnos.

elegir mejor depósito bancario

Existen tres maneras de recibir la liquidación del banco en concepto de remuneración:

  1. Liquidación por adelantado: el banco calculará la liquidación que nos corresponde teniendo en cuenta el tipo de interés y la cantidad que vamos a depositar, y nos dará la cantidad total tras la firma del contrato del depósito bancario.
  2. Liquidación periódica: en esta opción la remuneración se irá añadiendo a nuestro depósito cada cierto periodo de tiempo, puede ser mensual, semestral, anual etc. Dependerá de lo que hayamos acordado con el banco.
  3. Liquidación vencida: aquí los intereses se aplican al final del contrato, y el cliente recibe la remuneración el día que vence el depósito bancario.

Rentabilidad e intereses

Como hemos dicho ya, los intereses son los que marcan la rentabilidad de la que nos vamos a beneficiar, pero hay que saber cuáles son.

En primer lugar, tenemos que fijarnos en la TAE. Nos dará la primera pista sobre cuánto dinero vamos a obtener en total por nuestro depósito bancario. Actualmente, los bancos suelen ofrecer índices de TAE por encima del 1%, lo que hará aumentar nuestros ahorros rápidamente.

Otros bancos también tienen rentabilidades y ventajas extra. Por ejemplo, remunera al cliente aplicando una regla de tres: por cada 50.000 euros 500€ adicionales. Una medida que beneficia enormemente a aquellas personas que tienen grandes ahorros.

También puedes ver si en tu contrato de depósito bancario puedes beneficiarte de descuentos en algunas marcas o comercios.

Dado que cada entidad funciona de una manera, te conviene informarte y comparar varias opciones para encontrar el mejor banco para abrir un depósito bancario.

En Credexia podemos ayudarte si no sabes por dónde empezar. Contamos con el mejor experto del mercado de las finanzas. Seguro que juntos conseguimos hacer que tus ahorros crezcan de manera rápida, pero segura.

Si estás interesado en abrir un depósito bancario y aumentar tus inversiones no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Incluso, podemos darte toda la información de las mejores ofertas de los bancos actualmente para que escojas tu mismo sin compromiso.

Sobre el autor

Credexia

Portal especializado en analizar y comparar productos financieros para ayudarte a tomar la mejor decisión.