Compara, decide y acierta en tus finanzas

Técnicas y recursos expertos para que puedas tomar las mejores decisiones financieras

Cajas de seguridad en bancos: ¿se pueden alquilar?

Cajas de seguridad en bancos

Puede que cuando pienses en las cajas de seguridad de los bancos recuerdes las películas o series americanas. Este producto no es muy usado en nuestro país, pero puede contratarse. En este post te lo contamos todo sobre las cajas de seguridad en bancos, cuánto cuestan y cómo se utilizan, por si algún día te interesa guardar algo importante en su interior.

¿Qué puede guardarse en las cajas de seguridad de los bancos?

Las cajas de seguridad en bancos son un servicio que ofrecen ciertas entidades financieras, no todas. Además, en los últimos años han surgido empresas que se dedican, única y exclusivamente, a ofrecer este producto a sus clientes. 

Las cajas de seguridad en bancos suelen situarse dentro de una cámara acorazada y cuentan con niveles de seguridad muy altos. Este es el motivo por el que muchas personas contratan este producto en los bancos: para proteger cosas o artículos que quieren guardar con la máxima seguridad posible.

Si te preguntas qué se puede guardar en las cajas de seguridad en bancos, debes saber que las entidades financieras indican claramente en el contrato qué se puede y qué no se puede guardar. 

Existe una limitación evidente, dada por el tamaño de la caja, que no acostumbra a ser muy grande. Se puede guardar dinero en metálico, joyas o documentos, entre otras cosas. En general, en las cajas de seguridad de bancos se puede guardar casi cualquier objeto, excepto sustancias peligrosas, nocivas o de comercialización prohibida.

¿El banco debe saber qué hay en la caja de seguridad?

Una de las mayores razones para contratar las cajas de seguridad en bancos es la confidencialidad que existe. El banco no tiene la obligación de saber qué hay en el interior, y nadie tiene por qué saberlo. 

Aun así, el cliente debe ser consciente de que no puede guardar objetos que sean ilícitos, ya que,  aunque nadie tiene que saber qué hay en el interior, si hay algún problema con los objetos depositados el cliente deberá responder por ello. 

Además, un juez o la misma Agencia Tributaria pueden ordenar la apertura de una caja de seguridad si lo consideran necesario.

¿Cuánto cuesta alquilar una caja de seguridad en un banco?

El coste del alquiler de las cajas de seguridad en bancos depende del tamaño de la caja, que se suele medir en decímetros cúbicos. Es decir, se paga en función del tamaño de la caja. 

El precio medio es de unos 20€/dm3, aunque esto depende de la entidad bancaria. Por ejemplo, el coste aproximado en Bankinter es de unos 9€/dm3, mientras que en La Caixa es de 13,50€/dm€, en el BBVA de 20€/dm3 y en el Santander de 30€/dm3. Esto nos lleva a determinar, por ejemplo, que una caja de seguridad de 20dm3 en el BBVA costaría unos 400€ al año. 

Hay que tener en cuenta que no todas las sucursales bancarias cuentan con este servicio, por lo que si quieres contratarlo puede que debas desplazarte a una oficina que ofrezca este servicio.

Las dimensiones más habituales de cajas de seguridad en bancos son las siguientes:

  • 11×29×46 cm3
  • 16×29×46 cm3
  • 22×29×46 cm3
  • 33×29×46 cm3

¿Existen costes asociados?

Este tipo de producto acostumbra a tener algún coste asociado, como una tarifa mínima. Es decir, aunque contrates la caja más pequeña, debes pagar un mínimo. Por ejemplo, en Bankia o en la Caixa, el mínimo es de 150€, sea cual sea el tamaño de la caja.

Otros sobrecostes pueden ser:

  • Si la caja es robotizada, se paga un tanto por ciento más, según el coste de la caja.
  • Suele haber una comisión por apertura de la caja. Es decir, cada vez que se abre la caja, se paga esta comisión.
  • Puede haber alguna comisión por contratar el producto o una fianza que se recupera cuando se termine el contrato.
  • Puede contratarse un seguro, en caso de pérdida.
  • Puede haber más de un titular, pagando por cada titular extra. Por lo general, cada titular extra paga un 50% más, según el coste de la caja.

Las cajas de seguridad en bancos son un producto no muy usado, pero sin duda son un seguro para guardar cosas importantes que no quieres tener en casa. Están realmente muy protegidas y es difícil que sean robadas o que el interior pueda perderse.

Sobre el autor

Credexia

Credexia surge como solución a la poca disponibilidad y complejidad de la información que había para tomar una decisión tan importante como la de contratar un producto financiero.

Comentarios

Responsable del fichero: CREDEXIA MARKETING S.L.U . Finalidad: almacenamiento de su mensaje para poderle prestar nuestro servicio de asesoramiento y recomendación de productos financieros. Legitimación: consentimiento. Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Puede consultar información adicional y detallada en nuestra política de privacidad

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.