Compara, decide y acierta en tus finanzas

Técnicas y recursos expertos para que puedas tomar las mejores decisiones financieras

Diferencia entre dinero disponible en una cuenta bancaria y saldo real

diferencia entre saldo real y disponible

¿Te preguntas cuál es la diferencia entre saldo disponible y saldo real? Es probable que hayas tenido esta duda mirando el estado de tu cuenta bancaria. Si quieres saber por qué hay diferencia entre el dinero del que puedes disponer y el que supuestamente tienes en la cuenta, quédate en este post. 

Diferencia entre saldo disponible y saldo real

¿Qué es el saldo real en una cuenta bancaria?

El saldo real, también llamado saldo actual o libro mayor, es la cifra del saldo que hay en la cuenta. Es la cantidad que aparece en los extractos bancarios y con la que se calcula los pagos de intereses, si los hubiera, y la que se utiliza para saber si los requisitos de balance en la cuenta se han cumplido.

En el saldo real suelen computarse operaciones que todavía no se han contabilizado, por lo que es posible que el saldo real sea mayor o menor que el saldo disponible.

¿Qué es el saldo disponible en una cuenta bancaria?

Por otro lado, existe el concepto de saldo disponible, que normalmente suele coincidir con el saldo real pero puede haber algunas excepciones. Este es el saldo del que dispones para retirar de manera inmediata o para hacer otras operaciones. Es la diferencia entre el saldo real y las transacciones que aún están pendientes de contabilizar. 

Por ejemplo, si ha realizado un depósito a través de un cheque, este suele tardar unos días en verse reflejado en el saldo disponible. Pero en el saldo real, ya estará computado.

Entonces, ¿qué diferencia hay entre el saldo disponible y el actual?

La única y gran diferencia que existe entre estos saldos es el saldo retenido

  • Este saldo es la diferencia de saldos que existe entre el saldo disponible y el saldo real
  • El saldo retenido no es 0 cuando hay uno o más pagos retenidos, o cuando hay uno o más cobros retenidos. 
  • Este saldo puede ser positivo o negativo, dependiendo del tipo de retención. 

Tal y como hemos indicado, es posible que hayas ingresado un cheque a través del cajero o en oficina, y este tarde unos días en hacerse efectivo. Pongamos el caso de que tienes 1.000€ en tu cuenta bancaria y que el cheque depositado tiene un valor de 500€. 

  • El saldo real de tu cuenta, nada más hayas depositado el cheque, es de 1.500€. 
  • El saldo disponible es de 1.000€, ya que el cheque tarda entre 24 y 48 horas en hacerse efectivo. 
  • Por lo tanto, el saldo retenido es de 500€.

También puede ocurrir al contrario. Tienes en tu cuenta 1.000€, pero al alquilar un coche te retienen una parte de tu dinero en concepto de fianza, 200€. 

  • Tu saldo real seguirá siendo de 1.000€, pero el saldo disponible será 800€, no podrás sacar más dinero que ese. 
  • Por lo tanto, el saldo retenido es de 200€. 
  • Una vez hayas terminado con el alquiler del coche, ese saldo retenido se sumará al disponible. En facturas puede ocurrir de igual manera, solo que será el saldo real el que se iguale al disponible una vez la hayas pagado.

Por lo tanto, hay que tener en cuenta la diferencia entre saldo disponible y saldo real: el saldo disponible es el dinero al que puedes acceder de manera inmediata. Si hay dinero retenido, ya sea a favor o en contra, no podrás acceder a ese importe hasta que se resuelva la acción. Así, el saldo real es el que tiene en cuenta esas retenciones. Esperamos que tras este post hayas comprendido cuál es la diferencia, pero, por si todavía tienes dudas, puedes contactar con nosotros.

Sobre el autor

Credexia

Credexia surge como solución a la poca disponibilidad y complejidad de la información que había para tomar una decisión tan importante como la de contratar un producto financiero.

Comentarios

Responsable del fichero: CREDEXIA MARKETING S.L.U . Finalidad: almacenamiento de su mensaje para poderle prestar nuestro servicio de asesoramiento y recomendación de productos financieros. Legitimación: consentimiento. Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Puede consultar información adicional y detallada en nuestra política de privacidad

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.