Compara, decide y acierta en tus finanzas

Técnicas y recursos expertos para que puedas tomar las mejores decisiones financieras

Productos bancarios: ¿Qué son y cuáles debes conocer?

productos bancarios

Aquellos servicios que los bancos diseñan para bien financiar empresas y particulares o bien para captar fondos, son los conocidos productos bancarios. En este artículo aprenderemos qué clases de productos bancarios podemos encontrar en el mercado y analizaremos cuáles son los más populares en nuestro país. 

New Call-to-action

Productos bancarios imprescindibles

¿Por qué es importante conocer los productos bancarios más esenciales? Porque para mejorar nuestra economía personal o familiar y no cometer algunos de los errores más típicos es indispensable contar con una educación financiera de calidad. Y para ello, hay que conocer el mercado y sus opciones: 

Cuenta bancaria: 

Una cuenta bancaria es básicamente un contrato con una entidad bancaria donde el titular ingresa una cantidad económica para ser retirada o transferida en el futuro. A grandes rasgos, existen dos tipos de cuenta bancaria, dependiendo de la asiduidad con la que se quiera acceder a los fondos: cuenta corriente o cuenta de ahorro.

  • Cuenta corriente: con este tipo de cuenta, el titular puede retirar fondos de forma inmediata en bancos y cajeros automáticos. Está diseñada para usar en el día a día, llevando a cabo transferencias o domiciliación de recibos. 
  • Cuenta de ahorro: este tipo de depósito, a diferencia de la cuenta corriente, genera una rentabilidad si no se retiran los fondos durante un periodo de tiempo. Es un producto de gran popularidad porque no es necesario invertir, así que no hay riesgo. Existen también cuentas de este tipo específicas para el ahorro infantil.

Abrir una cuenta bancaria es el primer paso para poder acceder al resto de productos bancarios que las entidades ofrecen. Es importante conocer bien qué tipo de cuenta buscamos y qué condiciones se requieren en cada entidad para no encontrarnos en el futuro con comisiones inesperadas. 

Tarjetas:

Son el medio para llevar a cabo los pagos con fondos de nuestra cuenta bancaria si queremos evitar el efectivo. Hoy en día son muy populares a modo global y en muchas ocasiones llevan beneficios vinculados como por ejemplo promociones y seguros de viaje o accidentes gratuitos, dependiendo de la cobertura de cada uno. Existen principalmente dos tipos de tarjeta:

  • Débito: son las tarjetas en las que el pago se carga inmediatamente en la cuenta. Si no hay fondos en la cuenta, el pago no va a ser posible. 
  • Crédito: son las tarjetas que van acumulando los pagos para ser cobrados conjuntamente a final de mes. No dependen de los fondos de la cuenta, sino del límite de crédito que el banco haya impuesto en la tarjeta. Este tipo de producto suele ofrecer posibilidades de financiación como por ejemplo pagando a plazos.

Depósitos bancarios:

Estos productos bancarios son la forma más común de ahorrar. Se trata de una cuenta en la cual se invierte una cantidad que no va a poder ser retirada en un plazo a convenir con la entidad bancaria. Los depósitos bancarios generan unos intereses que el titular recibirá cada cierto tiempo o cuando el plazo termine. Este tipo de producto está pensado para aquellas personas que busquen conseguir rentabilidad por sus ahorros sin riesgos. 

Préstamos personales:

Este es un producto bancario pensado para aquellos titulares que necesiten de una cantidad de dinero de la que no disponen. En este caso, el banco adelanta estos fondos y el titular devolverá la cantidad de forma mensual abonando además unos intereses. Existe un tipo de préstamo altamente popular en la compra de viviendas conocido como préstamo hipotecario o hipoteca. El Banco de España define este tipo de préstamos de la siguiente manera:  “La hipoteca es un préstamo cuyo pago está garantizado por el valor de un inmueble”.

¿Qué productos bancarios contratamos en España?

Los productos bancarios más populares en nuestro país según la Encuesta de Competencias Financieras son los siguientes:

  • Tarjetas de crédito: un 16% de los encuestados había adquirido este producto en los últimos dos años. 
  • Préstamos personales: en los dos años anteriores a la encuesta, el 14% había contratado un préstamo personal. 
  • Cuenta de ahorro: en este caso, un 11% de los individuos encuestados había abierto este tipo de cuenta en los últimos dos años.

En el caso de los productos menos populares entre los españoles, encontramos las hipotecas con solamente un índice de contratación en los dos años anteriores a la encuesta del 3%. Este dato puede explicarse también con auge del alquiler y el hecho de que un préstamo hipotecario suele contratarse con poca frecuencia en nuestra vida, mientras que los otros productos bancarios son más inmediatos y complementarios. 

Si estás pensando en contratar alguno de estos productos bancarios, no dudes en contactarnos. Puedes contar con nuestro equipo de profesionales siempre que lo necesites, estarán encantados de comparar y analizar productos bancarios de tu interés y encontrar el que mejor se ajuste a tus necesidades. 

New Call-to-action

Sobre el autor

Credexia

Credexia surge como solución a la poca disponibilidad y complejidad de la información que había para tomar una decisión tan importante como la de contratar un producto financiero.

Comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.