Compara, decide y acierta en tus finanzas

Técnicas y recursos expertos para que puedas tomar las mejores decisiones financieras

Sistema de amortización francés

Sistema de amortización francés

La globalización y la interconexión del mundo en el que vivimos hace que compartamos muchas cosas con el resto de países. Una de ellas es los sistemas y métodos de amortización de productos bancarios y financieros. 

New Call-to-action

Hablamos de los procesos que se utilizan para calcular cuotas de devolución o los intereses de hipotecas o préstamos. En este caso nos referimos al sistema de amortización francés que se utiliza para las hipotecas españolas.

Contratar una hipoteca es una de las acciones financieras más usuales entre la gran mayoría de la población. Sin embargo, esto no quiere decir que se tenga un amplio conocimiento de su funcionamiento. Hay muchas cosas a las personas que no tienen una formación financiera se le pueden escapar. Esto es lo que pasa con el sistema de amortización francés.

Sin embargo, es importante conocer en qué consiste este sistema y cómo funciona.

¿Qué es el sistema de amortización francés?

El sistema de amortización francés es el procedimiento que se emplea para llevar a cabo las amortizaciones de las hipotecas en España.

Este método se caracteriza porque emplea un sistema de cuotas constantes.

Con este método la amortización de las hipotecas se basa en el pago de unas cuotas fijas de amortización. Excepto que hayamos contratado una hipoteca variable o mixta, si bien estas hipotecas dependen de Euríbor. Las revisiones de este índice son anuales, por tanto mientras no se analiza de nuevo su variación, las cuotas son fijas debido al sistema de amortización francés.

¿Qué es la cuota fija de amortización?

Primero que todo, hay que tener claro que cuando se contrata una hipoteca, además de devolver el dinero, debemos pagar unos intereses. Por amortización entendemos lo que respecta a la cantidad que hemos pedido prestada.

Se trata de la cuota que pagamos al mes cuando contratamos una hipoteca. Dicha cuota, está compuesta por los intereses del préstamo y por la parte del préstamo que amortizamos.

Sin embargo, los intereses que se aplican a la cuota varían en función de la cantidad del préstamo que nos quede por amortizar. Aunque la cantidad monetaria de la cuota siempre sea la misma.

Por ejemplo, durante los primeros años la parte porcentual de los intereses suele ser mayor y menor la amortización. 

¿Cómo funciona el sistema de amortización francés?

Para aplicar dicho sistema de amortización hay varios factores que se tienen en cuenta a la hora de calcular las cuotas fijas que el hipotecado deberá pagar.

Principalmente son tres:

  1. Importe total de la hipoteca
  2. Tiempo de duración
  3. Tipos de interés

El sistema de amortización francés hace que estos tres factores dependan unos de otros. Por ejemplo, si los tipos de interés aumentaran, también debería ampliarse el plazo de devolución o el importe de cada cuota. 

Sistema de amortización francés

Otro casos en los que se produciría una variación sería cuando el cliente quisiera realizar una amortización anticipada. En este caso, existen dos opciones: bien se sigue pagando la misma cuota y se reduce el tiempo de devolución, o a la inversa, se aumenta la cuota y se mantiene el plazo pactado. 

Ventajas e inconvenientes del método de amortización francés

Si observamos tanto los puntos positivos y negativos desde la parte del deudor se puede destacar lo siguiente:

La gran ventaja de la amortización francesa es que garantiza al cliente que las cuotas que va a pagar siempre van a ser constantes a lo largo del plazo de devolución pactado, aunque puedan producirse variaciones en cuanto a las hipotecas variables o mixtas después de la revisión del Euribor.

Te puede interesar: Hipotecas variables, ¿cuáles son las mejores opciones?

El gran inconveniente es la forma en la que se establecen las cuotas. Ya que, durante los primeros años lo que el cliente está pagando es una cuota, en su mayoría, formada por los intereses y muy poca parte de ella se destina a la amortización. 

Como puedes ver, el sistema de amortización francesa es algo sencillo, pero a su vez es importante saber en qué consiste. Ya que, aunque conozcamos su funcionamiento, para poder calcularlo debemos tener suficientes conocimientos matemáticos y económicos. 

Sin embargo, tener un conocimiento global puede sernos de gran ayuda. De esta manera podremos saber si las cuotas que pagamos por nuestra hipoteca son las convenientes o no.

Aunque si aún no te ha quedado del todo claro y te interesa conocer si las condiciones de tu hipoteca son las correctas o estás interesado en contratar una, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

En Credexia podemos ayudarte. Somos expertos en el mercado financiero y bancaria por lo que podremos asesorarte de la mejor manera posible.

New Call-to-action

Sobre el autor

Credexia

Portal especializado en analizar y comparar productos financieros para ayudarte a tomar la mejor decisión.

Comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.