Compara, decide y acierta en tus finanzas

Técnicas y recursos expertos para que puedas tomar las mejores decisiones financieras

Tarjeta prepago o tarjeta de crédito para menores: pros y contras

tarjeta de crédito para menores

¿Quieres empezar a disponer de tu propio dinero, aunque seas menor de edad? ¿O quizás eres un padre o una madre a quien le preocupa cómo sus hijos hacen uso de su dinero? Llega un momento en el que todos necesitamos cierta independencia, también financiera. Por ello, es probable que te hayas preguntado: ¿existe una tarjeta de crédito para menores? ¿Cómo son las tarjetas prepago? En este post te contamos pros y contras para que lo tengas más claro.

New Call-to-action

¿Qué tarjeta se puede elegir para menores de edad?

Seguro que te saltarán muchas dudas a la hora de dar este paso: ¿qué tipo de tarjeta escoger? Pueden surgir muchas dudas sobre si dar acceso a un menor al dinero electrónico, por si no son capaces de controlar sus gastos.

Pero este es un excelente momento para enseñar a gestionar su propio dinero y a controlar en qué lo gastan. Además, la libertad que supone gestionar su propio dinero les hará aprender a pasos agigantados. Para ello, las tarjetas prepago son una muy buena opción.

¿Qué es una tarjeta prepago?

Las tarjetas prepago son un tipo de tarjeta que no englobamos ni dentro de las de débito ni de las de crédito, ya que se recargan y solo es posible gastar mientras haya saldo.

Por lo general, son tarjetas que no necesitan una cuenta bancaria asociada, no tienen comisión de mantenimiento y con las que, tanto padres como menores, pueden llevar un control de lo gastado. Incluso se pueden establecer límites de gasto: sería lo más parecido a dar la paga en formato digital.

¿Y una tarjeta de crédito?

No hay una ley que lo prohiba per se, pero los bancos no ofrecen tarjetas de crédito a menores. Para que alguien menor de edad tenga una tarjeta de crédito la opción es que los padres soliciten una tarjeta de crédito adicional y la cedan al menor.

Si os gusta esta opción, debéis consensuar ciertos límites y tener en cuenta que el menor debe tener conocimientos mínimos sobre el funcionamiento de la tarjeta y una buena educación financiera para evitar los posibles problemas de un uso indebido.

Pros y contras de las tarjetas para menores

Nos centraremos en analizar los pros y los contras de las tarjetas prepago:

Ventajas

  • Es un buen método para comenzar a familiarizarse con la economía personal y conocer cómo funcionan las tarjetas. El dinero digital cada vez está más presente y las generaciones venideras pronto pagarán con el móvil o con reconocimiento facial.
  • Educación financiera: aprenderán a gestionar su propio dinero. El adulto pondrá los límites, pero será el menor quien gestione y administre sus ahorros, gastos e ingresos.
  • Libertad económica: aunque esté limitada.
  • Algunas tarjetas para menores tienen acceso a distintos descuentos como en tiendas, eventos, actividades culturales..
  • Por lo general no tienen comisiones, no están asociadas a ninguna cuenta y su funcionamiento es sencillo a través de una app o de internet.

Desventajas

  • Es posible que tenga limitaciones para realizar ciertas operaciones, sobre todo aquellas que necesitan una garantía u operaciones para pagos recurrentes.
  • Algunas tienen comisión por recarga u otro tipo de comisiones, aunque no es lo habitual.

Es probable que si piensas en una tarjeta de crédito para menores primero prefieras utilizar una tarjeta prepago para empezar a familiarizarte con los productos financieros disponibles. Una buena forma de introducirse en el mundo del dinero digital para aprender cómo gestionarlo. Si tienes alguna duda sobre cuál es la tarjeta prepago ideal para ti, ponte en contacto con nosotros y analizaremos tu caso.

New Call-to-action

Sobre el autor

Credexia

Portal especializado en analizar y comparar productos financieros para ayudarte a tomar la mejor decisión.

Comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.