Compara, decide y acierta en tus finanzas

Técnicas y recursos expertos para que puedas tomar las mejores decisiones financieras

¿Cómo calcular los intereses de un préstamo?

calcular intereses de un préstamo

¿Cómo calcular los intereses de un préstamo? Más allá del porcentaje a aplicar, te explicamos los factores para calcular la cifra total de intereses (y así poder mejorar las condiciones del préstamo).

Un préstamo es una operación financiera por la cual una persona adelanta un dinero a otra, con un pacto para su devolución en un tiempo determinado.

New Call-to-action

El dinero prestado está sujeto a intereses (¿por qué motivo iban a prestar un dinero si no es obtener un rendimiento por el mismo?), y los intereses de un préstamo se expresan en forma de porcentaje, el cual se aplica aplicado sobre la cantidad prestada (llamado el principal de la operación).

Sin embargo, dependiendo otros factores, el montante total de intereses a pagar puede ser mayor o menor, a pesar de que el mencionado porcentaje de interés sea el mismo.

¿Quieres saber cuáles son todos los elementos que intervienen para calcular los intereses de un préstamo?

Te puede interesar también: mejores tipos de interés para préstamos personales.

¿Cómo se aplican los intereses a un préstamo?

Hay dos regímenes financieros para calcular los intereses de un préstamo. Un régimen sólo hace referencia a los pactos que llevan a cabo los sujetos que formalizan la operación financiera.

Decir que se aplica un 8% de interés es dejar incompleto el contrato: se hace necesario establecer cada cuánto tiempo y de qué modo se aplicará ese 8%.

Existen dos formas de aplicar el interés a un dinero prestado: el régimen financiero de interés simple y el régimen de interés compuesto

El primer régimen financiero que nos podemos encontrar es sencillo (por eso se llama régimen de interés simple). Se trata simplemente de aplicar al capital solicitado el tipo de interés pactado. Así pues, los intereses a cobrar en cada período siempre son los mismos.

Ejemplo:

Si solicitamos un préstamo de 10.000 € y con un tipo de interés del 8% anual, al final de cada año deberíamos pagar 800 € euros en concepto de intereses, al margen del dinero que podamos pagar para devolver el capital principal.

De este modo, si la devolución del préstamo se produce a 2 años, la cantidad de intereses a pagar será de 1.600 €, y el total a devolver ascendería a 11.600 € (el capital prestado más intereses pagados).

Hasta aquí todo es fácil, la fórmula para calcular el interés simple es:

Intereses a pagar = capital inicial * tasa de interés * tiempo

Cantidad del préstamo10.000 €
Tipo de interés8%
Total intereses a pagar1.600€
Tiempo2 años
Total a devolver11.600 €

El dinero devolver (capital final) sería la suma del principal más la totalidad de los intereses generados.

Sin embargo, esta fórmula no es la única existente, es un régimen financiero que suele aplicarse únicamente cuando el plazo de devolución de un préstamo es de un año o menos. Normalmente, para las operaciones superiores al año, las entidades de crédito y el resto de prestamistas utilizan el régimen de interés compuesto.

En los préstamos cuyo vencimiento es superior al año, suele aplicarse el régimen de interés compuesto

¿Qué es el interés compuesto y cómo se calcula?

El régimen de interés compuesto establece que los propios intereses generados se suman al principal que queda pendiente de devolver (se capitalizan) y generan más intereses.

Al capitalizar los intereses, pasan a formar parte de la base para el cálculo de los nuevos intereses. La capitalización se lleva a cabo cada cierto período de tiempo, establecido en el contrato.

La fórmula para su cálculo es algo más compleja:

Cf= C (1+i)n

Dónde:

  • Cf es la suma del capital y los intereses a pagar.
  •  C es el principal del préstamo.
  • i es la tasa de interés (expresado en tanto por uno).
  •  n es el número de períodos en los cuales se capitaliza el interés compuesto.

Aunque puedas ver que las cuotas de tu préstamo son iguales (siempre pagas la misma cantidad, a no ser que tengas un préstamo a tipo de interés variable), en realidad, de cada cuota se paga una parte de intereses y otra de devolución del dinero prestado.

Este sistema de cálculo se denomina método de amortización francés, y en cada cuota varía la parte destinada a devolución del capital y la parte que se utiliza para el pago de intereses del préstamo.

En el interés compuesto los intereses se suman al capital pendiente de devolución y generan nuevos intereses; aunque siempre pagues la misma cuota

¿Cómo calcular (y reducir) entonces los intereses de un préstamo?

Una vez tenemos claro cuál es el régimen que nos aplicarán, deberías pensar que cuanto mayor sea el plazo para la devolución del préstamo, mayores intereses totales tendrás que pagar. Esto se debe a que existen más períodos para que se capitalicen los intereses y generen más.

calcular interés compuesto de un préstamo

Para conseguir pagar menos intereses en un préstamo, debes tener en cuenta todos los factores que influyen en la fórmula de cálculo vista anteriormente e intentar reducirlos (menos tiempo, menor tasa de interés y un principal más reducido).

Sin embargo, el plazo de devolución es un factor crítico, puesto que si lo aumentas pagarás una cantidad mayor de intereses. Pero, por otra parte, el reducirlo supone hacer frente a unas cuotas de mayor cuantía.

Se debe buscar un equilibrio entre estas dos variables.

Los expertos en finanzas recomiendan que la cuantía de las cuotas no supere al 35% de nuestros ingresos.

Más allá del régimen financiero que nos aplicarán y los factores de la fórmula utilizada para calcular los intereses de un préstamo, debes tener en cuenta estos dos indicadores.

TIN Y TAE

El TIN es el Tipo de Interés Nominal y corresponde con el porcentaje de intereses que pedirán; es la famosa tasa de interés que hemos estado viendo en las fórmulas anteriores. Puede hacer referencia a cualquier unidad de tiempo, que corresponde con cada período del cálculo (anual, mensual, trimestral, etc.).

La TAE es un indicador más completo para calcular los intereses de un préstamo. Se trata de una fórmula, también expresada en forma de porcentaje, que tiene en consideración el TIN y otros factores que influyen en el cálculo y nos ofrecen una visión del coste más real.

Por ejemplo, el TIN sólo se aplica al principal del préstamo, mientras que la TAE tiene en consideración las posibles comisiones que hayas tenido que pagar por solicitar financiación (comisión de estudio y de apertura, principalmente). Del mismo modo, el plazo de amortización del préstamo y la frecuencia con la que se hacen las liquidaciones (cuotas) también se incluye en este cálculo.

La TAE es útil porque homogeniza los costes de los préstamos y nos hace posible su comparación (además, las comisiones pueden jugar un papel importante).

El TIN y la TAE son dos indicadores para calcular los intereses de un préstamo

Para completar tu estudio sobre cómo calcular los intereses de un préstamo, puedes solicitar un cuadro de amortización. Este documento te dará una visión completa de los plazos, cuantas cuotas debes pagar y cómo se calculan los intereses en cada una de ellas (qué parte de capital devuelves en cada cuota).

¿Te ha quedado alguna duda? Contáctanos y te ayudaremos a resolverla, y si buscas financiación, utiliza nuestros comparadores de ofertas para:

New Call-to-action

Sobre el autor

Credexia

Portal especializado en analizar y comparar productos financieros para ayudarte a tomar la mejor decisión.

Comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.