¿Cómo cambiar una hipoteca de banco? Guía de requisitos y pasos

cómo cambiar hipoteca de banco

Contratar una hipoteca es una decisión importante a la que debemos dedicarle tiempo a la hora de comparar opciones y elegir dónde firmarla.

La principal razón es que se trata de productos financieros de endeudamiento a largo plazo y por altas cantidades.

Sin embargo, puede que a veces cuando ya tenemos una hipoteca firmada en un banco, con el tiempo nos demos cuenta de que las condiciones que nos ofrecen no son las mejores. No te preocupes, puedes cambiar tu hipoteca de banco si llega ese día.

Aunque cambiar una hipoteca de banco no es un trámite sencillo, puede hacerse y aquí vamos a explicarte cómo puedes hacerlo.

Te puede interesar: ¿existen realmente las hipotecas baratas?

Cambiar una hipoteca de banco: paso a paso

Cuando hablamos de cambiar una hipoteca de banco, nos estamos refiriendo a una subrogación de la hipoteca.

Este trámite es más común de lo que crees, y su único objetivo es mejorar las condiciones del préstamo hipotecario.

Para poder cambiar una hipoteca de banco hay que seguir tres sencillos pasos:

1. Buscar otras ofertas

Lo primero que tenemos que hacer es una comparativa de las ofertas que se encuentran en el mercado financiero. De esta manera, podremos ver si realmente existen alternativas con mejores condiciones que las que tenemos.

Fíjate bien, ya que hay muchos bancos que no aceptan la subrogación de hipoteca cuando esta no supera los tres años. Por eso es muy importante que compares varias ofertas y te informes bien de todas sus condiciones para esta vez conseguir la mejor hipoteca.

Para ello puedes utilizar nuestro comparador de hipotecas, y rápidamente podrás evaluar varios productos hipotecarios a la vez para decidir cuál es el más adecuado para ti, sean fijos, variables o mixtos.

2. Conseguir una oferta

Una vez hayamos encontrado el banco donde queremos cambiar nuestra hipoteca, es necesario presentar una solicitud de subrogación. En el caso de que el banco nos la acepte, deben enviar al cliente una oferta con las condiciones hipotecarias.

Si cuando nos llegue la oferta de dicha entidad decidimos aceptar, serán ellos quien se lo comuniquen a nuestro banco en un plazo de siete días hábiles.

Consulta también: ¿Cuál es el mejor banco para pedir una hipoteca actualmente?

3. Esperar la contraoferta

Cuando nuestro banco reciba la oferta que nos ha hecho el banco al que queremos cambiar nuestra hipoteca y nuestra aceptación, tiene un plazo de quince días para enviarnos una contraoferta. Esta puede ser igual que la que nos han ofrecido o mejor.

Aquí debemos decidir si aceptarla o seguir adelante con la subrogación de la hipoteca. En caso de que decidamos aceptar la contraoferta, deberemos hacer una novación de contrato con el banco. Esto simplemente consiste en firmar las nuevas condiciones del préstamo hipotecario.

subrogación de la hipoteca

Con la entrada en vigor de la nueva Ley hipotecaria, los trámites se han agilizado y se ha dotado al cliente de un mayor poder de decisión sobre las ofertas y contraofertas de los bancos.

Qué aspectos pueden mejorar al cambiar una hipoteca de banco

Cuando tengamos delante una oferta de subrogación de la hipoteca o la contraoferta de nuestro banco, debemos saber qué cosas vamos a poder mejorar y fijarnos en ellas. Además, esto nos permitirá saber qué aspectos podemos negociar.

Las condiciones que pueden mejorar al cambiar una hipoteca de banco se pueden agrupar en 5:

  1. Tipos de interés: la subrogación de una hipoteca permite negociar los intereses que pagamos por nuestra hipoteca por lo que podemos conseguir disminuirlos. Además, con la actual Ley hipotecaria es posible cambiar de una hipoteca variable a una de tipo fijo.
  2. Plazo de amortización: hablamos del período de tiempo que tenemos para devolver todo el importe de una hipoteca. Con la subrogación podemos ampliar este plazo, aunque esto implica que pagarás más intereses.
  3. Comisiones hipotecarias: nos referimos a las comisiones que los hipotecados pagamos por saldar la hipoteca antes del tiempo pactado o por la novación.

Los bancos suelen aplicar las comisiones más altas en estos casos. Sin embargo, es un aspecto que podremos negociar con el nuevo banco donde queremos cambiar nuestra hipoteca.

  1. Productos adicionales: cuando contratamos una hipoteca, por norma general los bancos nos obligan a contratar otros servicios como seguros de vida o de hogar. Sin embargo, la ley hipotecaria actual obliga a los bancos a que la contratación de estos servicios sea opcional y existan ofertas hipotecarias sin ellos. De esta forma, puedes pedir las opciones con y sin productos adicionales para comparar si el ahorro merece la pena o no.
  2. Otras cláusulas: las hipotecas están sujetas a un sin fin de cláusulas abusivas, como la cláusula suelo. Aunque con la nueva ley esto se ha mejorado. Por eso, cuando quieras cambiar tu hipoteca de banco, debes fijarte en este tipo de cláusulas para mejorarlas o, si es posible, eliminarlas.

La subrogación de una hipoteca, simplemente es una opción que tiene el cliente para poder mejorar las condiciones de su préstamos hipotecario. Sin embargo, siempre será mejor elegir bien desde un primer momento ya que, cambiar una hipoteca de banco, puede llevarnos algunos costes.

Importante: Gastos de hipoteca: a cuánto ascienden y quién se hace cargo

En Credexia sabemos que a veces encontrar la mejor hipoteca a la primera es complicado, por eso queremos ayudarte. Nuestro equipo está a tu disposición para comparar por ti las mejores ofertas y condiciones hipotecarias. Incluso podemos ayudarte a realizar el cambio de banco.

No te conformes con las condiciones actuales de tu hipoteca, contáctanos y te ayudaremos a encontrar el mejor banco para pedir una hipoteca.

Sobre el autor

Credexia

Portal especializado en analizar y comparar productos financieros para ayudarte a tomar la mejor decisión.