Compara, decide y acierta en tus finanzas

Técnicas y recursos expertos para que puedas tomar las mejores decisiones financieras

¿Cómo se calcula el finiquito por despido? Te lo contamos aquí

cómo se calcula el finiquito por despido

Cuando alguien finaliza el contrato de trabajo con una empresa, sea por el motivo que sea, tiene derecho a cobrar finiquito, tal y como indica la ley. El cálculo no es muy complejo, pero debe tener en cuenta ciertos datos del trabajador, como el salario base o las vacaciones que no ha disfrutado durante el año. Te enseñamos cómo se calcula el finiquito por despido.

¿Qué es el finiquito?

El finiquito es la remuneración que se recibe al finalizar un contrato de trabajo. No depende de la causa de finalización del contrato, pues recibirlo es un derecho de toda persona empleada, independientemente de que se trate de un despido, procedente o improcedente, de la no renovación del contrato o de una baja voluntaria. Es decir, el abono del finiquito es obligatorio en todos los casos.

Diferencias entre finiquito e indemnización

La indemnización es una compensación que recibe el trabajador por parte de la empresa debido a su despido. Esta remuneración solo se da en caso de despido o de no renovación de un contrato temporal. No existe indemnización si el trabajador se da de baja voluntariamente. 

Por lo tanto, cuando un trabajador es despedido debe recibir tanto el finiquito como una indemnización por su despido, que será de 20 o 33 días por año trabajado, según la procedencia del despido. 

¿Cómo se calcula el finiquito por despido?

Para saber cómo se calcula el finiquito por despido es necesario conocer las cantidades que la empresa debe al trabajador, es decir, las cantidades que todavía no han sido abonadas, y que son:

  • El salario de los días trabajados y aún no cobrados.
  • La parte proporcional de las pagas extras no prorrateadas.
  • Las vacaciones aún no disfrutadas.
  • Las horas extras pendientes de cobrar.
  • Otras cantidades que se hayan firmado en el contrato de trabajo, por convenio colectivo o por acuerdo con la empresa.

La suma de cada una de estas partes es el total final que debe recibir el trabajador en concepto de finiquito.

Salario no cobrado desde la última nómina

En el finiquito se cobran los días trabajados, desde el cobro de la última nómina hasta el día del despido. Si el despido es el día 18, se calculará el salario de esos 18 días y se cobra en el finiquito. 

Para hacer el cálculo solo es necesario saber el salario mensual. Por ejemplo, con un salario de 1.200€, habría que dividir esta cantidad entre 30 (días de un mes) para obtener el salario por día (40€) y multiplicar este salario/día por los días trabajados desde la última nómina cobrada, que en este caso daría como resultado 720€, que debe incluir el finiquito por despido en concepto de salario no cobrado.

Pagas extra

Normalmente se cobra una paga extra por semestre trabajado. Es decir, en julio se cobra la extra de los primeros 6 meses del año y en enero los 6 meses siguientes. 

Si el despido se produce el 18 de abril, el finiquito deberá incluir 108 días de la paga extra. Si la paga extra es de 1.200€ por 180 días, esto significa que se reciben 6,66€ por día. Esta cantidad por los 108 días trabajados del primer semestre, son 720€, que el finiquito por despido debe incluir en concepto de paga extra.

Si la paga extra está prorrateada, este cálculo no se hace. En este caso, el concepto paga extra  ya va incluido en el paso anterior, el de la nómina, pues la paga extra estaría dentro de lo que se cobra en la nómina mensual.

Vacaciones no disfrutadas

En este punto es necesario hallar los días de vacaciones no disfrutados. En el caso del ejemplo, con un despido del 18 de abril, vamos a imaginar que no se ha disfrutado de ningún día de vacaciones. 

Para el cálculo debe realizarse una regla de tres: cada 360 días trabajados generan el derecho a 30 días de vacaciones. Si se han trabajado 108 días, corresponden 9 días de vacaciones. Dado que ya sabemos que el salario es de 40€ por día, el resultado son 360€, que debe incluir el finiquito por despido en concepto de vacaciones no disfrutadas.

En el caso del ejemplo, el total del finiquito serían 720€ por el salario del mes en curso, 720€ por la parte proporcional de la paga extra y 360€ por las vacaciones no disfrutadas: 1.800€.

Si existe algún complemento, como una extra por beneficios, o horas extra no cobradas, se debe hacer el cálculo, siguiendo lo visto hasta ahora.

Así es como se calcula el finiquito por despido. Es muy importante saber calcular un finiquito, para saber realmente lo que debes cobrar y no llevarte una sorpresa después. ¿Necesitas una ayuda extra? Contacta con nosotros y te asesoraremos.

Sobre el autor

Credexia

Credexia surge como solución a la poca disponibilidad y complejidad de la información que había para tomar una decisión tan importante como la de contratar un producto financiero.

Comentarios

Responsable del fichero: CREDEXIA MARKETING S.L.U . Finalidad: almacenamiento de su mensaje para poderle prestar nuestro servicio de asesoramiento y recomendación de productos financieros. Legitimación: consentimiento. Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Puede consultar información adicional y detallada en nuestra política de privacidad

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.