Compara, decide y acierta en tus finanzas

Técnicas y recursos expertos para que puedas tomar las mejores decisiones financieras

¿Qué es una cuenta bancaria?

qué es una cuenta bancaria

Una cuenta bancaria es un producto de tesorería y soporte. Un elemento fundamental para gestionar las fianzas, ya sean personales, empresariales, entidades sin ánimo de lucro e incluso de las Administraciones Públicas.

Existen varios subtipos de cuentas bancarias, como sería la cuenta corriente, cuenta de ahorros, cuentas de valores, cuentas nómina, etc. También observaremos cuáles son las más comunes, ventajas y beneficios.

¿Qué es y para qué sirve una cuenta bancaria?

En términos legales, se trata de un contrato bancario. A este contrato se le asigna un número que identifica cada una de las cuentas (el Código de Cuenta de Cliente o CCC). Además, el número IBAN es una versión ampliada que actúa como complementario para la utilización internacional de la cuenta bancaria.

Además de ser un depósito de dinero (a la vista, es decir, sin vencimiento), desde las cuentas corrientes se gestiona todo, define el paradigma de la relación que se tendrá con el banco. Por ello, es un producto básico.

Es posible gestionar desde ellas las finanzas del día a día, como los cobros, los pagos, retirar dinero en efectivo y realizar transferencias. Por este motivo, se califica como un producto de tesorería.

Te puede interesar: ¿Cuánto dinero se puede ingresar o retirar sin justificar?

Del mismo modo, una cuenta corriente recoge todos movimientos financieros que se tiene con la entidad. En este tipo de producto bancario se recogen todos los movimientos derivados de la actividad que se pueda tener con el banco, como podrían ser los cargos de préstamos, liquidaciones de comisiones, abono de intereses, etc.

En otras palabras, todas las transacciones de otros productos o servicios bancarios pasan por la cuenta corriente. Por este motivo se dice que es un “soporte”. Para contratar un préstamo personal, por ejemplo, es necesario que exista una cuenta bancaria que actúe como “soporte” para cargar las cuotas mensuales.

Características y funcionamiento de las cuentas bancarias

Al margen de lo que se ha expresado en el punto anterior, una cuenta bancaria presenta las siguientes características:

Liquidez

Las cuentas bancarias se caracterizan por tener una absoluta liquidez. Dicho de otro modo, el dinero del cliente se encuentra disponible en todo momento y puede hacer uso del mismo (retirándolo de la cuenta, transfiriéndolo a otra cuenta o realizando algún otro tipo de operación financiera).

La liquidez representa una frontera entre una cuenta bancaria y un depósito (en los depósitos bancarios no es posible retirar el dinero hasta que llegue el plazo de vencimiento).

Es un crédito que se le concede a la entidad

Todos los depósitos bancarios (y, como se ha visto, la cuenta bancaria es un depósito a la vista) constituyen un crédito que se le otorga a la entidad bancaria.

El dinero que el cliente tiene en cuenta puede ser utilizado por el banco para sus negocios financieros. Por este motivo, algunas cuentas bancarias ofrecen una remuneración por el saldo medio que se mantenga en cuenta. Es lo que se conoce como cuentas remuneradas.

Existe la compensación de créditos

El dinero disponible en una cuenta bancaria puede ser, en todo momento, utilizado por la entidad para compensar o amortizar cualquier otro tipo de crédito.

En el contrato de cuenta bancaria suele existir esta cláusula, llamada “cláusula de compensación”. Si se tiene cualquier deuda con el banco (el mismo banco en el que se tiene la cuenta abierta), puede retirar los fondos para liquidarla (toda o en parte).

Diferentes formas de pago

Como norma general, al tener abierta una cuenta bancaria, el cliente necesita disponer de algún tipo de instrumento de pago para hacer uso de la misma. Bien sea una tarjeta de débito, de crédito, cheques etc. es preciso contratar un producto bancario asociado.

Además, en la actualidad existe el servicio de banca online con el cual es posible gestionar las cuentas bancarias y, en definitiva, toda la operativa bancaria.

Consulta nuestra guía para abrir una cuenta online, con los mejores bancos, pasos y requisitos.

características de las cuentas bancarias

Debemos tener presente que los productos bancarios paralelos que se contratan pueden estar sujetos a comisiones. La cuenta bancaria representa un motivo para fidelizar a los clientes y suelen existir descuentos e incluso el ofrecimiento gratuito de alguno de estos servicios.

Comisiones

En línea con lo que se comentaba en el apartado anterior, por tener abierta y en funcionamiento una cuenta bancaria puede aplicarse una serie de comisiones. Las más frecuentes son las de mantenimiento y administración.

Al igual que en el resto de productos bancarios, existen muy buenas ofertas en este sentido. Incluso es posible encontrar en el mercado cuentas bancarias sin comisiones. Puedes mantenerte al día de todas las ofertas con la información que te ofrecemos en Credexia.

Necesidad de información

El cliente bancario debe mantener un control sobre sus cuentas, por este motivo, la entidad le suministra extractos periódicos, notificación de las operaciones y otro tipo de información relativa a sus finanzas.

El servicio de banca digital también representa un medio de comunicación entre el usuario y la entidad bancaria. En tiempos actuales se está sustituyendo el papel por las notificaciones electrónicas.

¿Cuántos tipos de cuentas bancarias existen?

Dependiendo de las necesidades de cada cliente, existen varios tipos de cuentas bancarias. Algunas de las más populares serían las siguientes:

  • La cuenta corriente: es el tipo de cuenta bancaria más utilizado. Permite una operativa completa, ideal para la gestión de las finanzas. Sencillamente es un depósito de dinero y pueden realizarse en ella los cobros y los pagos (suelen tener más ofertas en cuanto a instrumentos de pago asociados).
  • La cuenta de ahorros: este tipo de cuenta está diseñada para actuar como depósito a la vista, más que como producto de tesorería y soporte. El banco puede ofrecer algún tipo de contraprestación por depositar los ahorros en él (recordemos que esto supone un crédito a su favor).
  • La cuenta remunerada: son un subtipo de cuentas de ahorro en las que la propia entidad ofrece una rentabilidad en forma de intereses por el saldo que se mantengan. Actúan como un depósito bancario, sólo que, al no existir plazo de vencimiento (se mantiene la liquidez característica de las cuentas bancarias), tienen unos menores rendimientos.
  • Cuenta nómina: La cuenta nómina se caracteriza por ofrecer algún tipo de regalo, bonificación o contraprestación al cliente por domiciliar en cuenta sus ingresos recurrentes. En este artículo tienes las cuentas con mejores ofertas por domiciliar la nómina. Se denominan “cuentas nómina”, pero en realidad también puede domiciliarse una prestación por desempleo, jubilación, etc. La entidad bancaria puede establecer unos ingresos mínimos para su apertura o para ofrecerle al cliente sus ventajas.

Por último, también existe cuentas dirigidas a grupos poblacionales concretos, con características adaptadas a sus necesidades, como las cuentas joven, para niños, pensionistas autónomos o empresas.

Sea del tipo que sea, una cuenta bancaria es un producto fundamental para las finanzas en la sociedad actual. Al abrir una de ellas, debes tener presente sus condiciones, puesto que las ofertas suelen ser dispares.

No dudes en visitar Credexia para encontrar la cuenta bancaria que mejor se ajusta a tus necesidades financieras, y consúltanos para asesorarte antes de tomar una decisión.

Sobre el autor

Credexia

Credexia surge como solución a la poca disponibilidad y complejidad de la información que había para tomar una decisión tan importante como la de contratar un producto financiero.

Comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.